Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fV- m de vida. Han visto cómo en doce ó catorce años de traba i o se puede ahorrar para pasar una vejez trancjuila y á ello tiran casi todos. Han observado que si en los meses de forzoso descanso se someten á una vida higiénica, dedicándose al noble ejercicio de la caza y á toda manifestación de la vida campestre, llegan á la primavera con plétora de salud y facultades para el ejercicio de la profesión, y en el campo pasan la mayor parte del invierno. En los tiempos pasados fué el célebre Gordito la mosca blanca entre los de su oficio, y efa el blanco de todos los odios; pero hoy, y ya hace más de veinte años, vive tranquilo con el capital que ganó y muy sano por la vida higiénica q u e h i z o siempre. Luis Mazzantini se dedicaba casi á diario á jugar á la pelota, y durante el invierno pasaba largas temporadas en el campo. Guerrita, el por tantos conceptos admirable Rafael Guerra, no descuidó jamás el más insignificante detalle higiénico, y por ello trabajó siempre con sobra de facultades que -cnaixionaron un gran aumento de ingresos, fieros que han venido después que él, casi todos han copiado tal género de vida y con ella les va muy bien. Los meses que median entre Octubre y- Abril los pasan en tentaderos y cacerías, acaparando oxígeno y sol, para conservar el pulmón sano y la musculatura fuerte, alejándose al mismo tiempo de los grandes centros de población, en los que no podrían sustraerse al vicio y á otras cosas que, sin ser perjudiciales moralmente, no les pueden proporcionar grandes beneficios. Quizá este cambio en las costumbres ha quitado poesía á la fiesta de toros, porque hace desaparecer aquel tipo legendario del torero que no se comprendía sin la majeza, rumbosidad y esplendidez ostentosa, aquella majeza, que había de ponerse en práctica en calles y plazas para que todo el mundo se enterase y que arrastraba á la plaza masas inconscientes dispuestas á aplaudir hasta rabiar. Hoy quiere el torero confundirse, fuera efe las plazas, con las demás clases sociales, más con las pudientes que con las populares, y en lugar de pasar sus ocios en las tabernas y figones, come en los más lujosos reítaurants, busca el más refinado confort á su paso por las grandes poblaciones y toma parte en importantes cacerías con opulentos aristócratas y aficionados. Los diestros cordobeses, como viven muy cerca de la Sierra de Córdoba y no muy lejos de Sierra Mo, rena, son los que más vida de campo hacen, y en no pocas ocasiones han NOTAS TAURINAS matado jabalíes y ciervos en las frecuentes monterías á que asisten. Fácil es recordar, y no hay para qué citar nombres, cuando ál, amanecer veíamos por las calles más céntricas populares toreros con el sombrero de ala ancha sirviendo sólo de cogotera, la chillona faja caída y el traje desaliñado, sirviendo de centro á un corro de trabajadores que reía las anormales ocurrencias de aquellos ídolos domingueros. Ahora no vemos eso. Los toreros de primera fila se eclipsan en cuanto acaba la temporada, y cada cual según sus medios busca en la higiénica vida del campo la reposicic) n de energías perdidas para volver á la batalla. ¿Que al hacerlo piensan más en el refuerzo de sus cajas que en la satisfacción de los públicos? Es muy positle que así sea; pero por el progreso aue representa en las costumbres de una clase social que quiere quitarse la costra repulsiva que la separaba de las otras, es tal cambio digno de aplauso. Si alguien hay que no tenga noble envidia, ese es digno de compasión cuando no lo sea de desprecio. Después de todo, ¿qué concepto se forma del que no quiere ser más de! o que es al venir al mundo? DULZURAS. 7 wm tores gustan de ese sistema y disfrutan cuando ven cosas escritas eii estilo tremebundo. Es cuestión de capricho y está visto que cada cual tiene el suyo. Por nuestra parte, creemos que los primeros perjudicados son los propios interesados, pero allá ellos. Un sevillano, Sevilla. -Las mejores tardes que ha tenido en Madrid Antonio Pazos han sido las. del 25 de Julio de 19 Ó 8 y 17 de Octubre dé 1909, como matador de novillos, y el día de su alternativa de matador de toros, que fué el 24 de Octuore de 1909. Jiménez, Almoharm. -No están de acuerdo los documentos que hemos consultado, pero creemos verosímil qtíe la plaza de Cáceres se inauguró el mes de Agosto del año 1846, con toros de Muñoz Pereiro, para los espadas Chiclanero y Lavi. Puede usted hacer la consulta también por otro conducto, por aquello de que más ven cuatro ojos que dos. Sres. J. N. y J. V. Minas de Cueva de la Mora. -Fué muy poco lo que pudimos ver á Currito Tenreiro y en verdad que no pudimos formar idea completa de su modo de ser; pero algo valdría cuando le dieron numerosas corridas algunos espadas buenos, especialmente por las plazas de Andalucía. Sr. D. R. P. Madrid. -Antonio Boto (Regaterín) toreó como matador de toros, el año 1905, cuatro corridas, desde el 17 de Septiembre, en que tomó la alternativa, y en el siguiente de 1906 tomó parte en 25 fiestas, matando en ellas 70 toros. Sr. D. M. A. V. Gijón. -EiT. efecto, la primera parte de la suerte denominada farol es igual á la primera de la verónica, y para terminarla hay que echar el capote sobre la espalda y sacarlo rápidamente por delante, para quedar en disposción de repetir. Para sacar á un toro, de la querencia de las tablas es igual que se empleen unos gases ú otros, pues según en la posición que se encuentre el toro, hay que usar del trajio para sacarlo lo que importa es que el empleo del trapo sea eficaz y se consiga pronto lo que se persigue. El torero de más importancia que ha halDÍdo, hasta la fecha, natural de Asturias, ha sido Juan Antonio Suárez, quien figuró mucho por la época del Salamanquino, de quien recibió la alternativa, y vivió en Madrid hasta hace unos veinte años. Cuando falleció llevaba ya mucho, tiempo, retirado. AVERIGUADOR TAURINO Sr. D. B. L. J. Antequera. -D, e la plaza de ésa sólo le Dodemos decir á tisted que en el cuadro estadístico de D. Miguel Morales Almiñana consta que la inauguraron Juan Pastor (el Barbero) y José Redondo (el Chiclaiiero) el día 20 de Agosto de 1848, con toros de D. José Picavea de Lesaca. El cordobés Manuel Rodrí g u e z (Manolete) ha toreado en la ultima temporada 37 corridas, y los detalles de ellas los encontrará en el libro á que varias veces hemos aludido. Re- unión, del Café Alameda, Granada. -Ya se ha dicho que en la corrida en que hizo su debut en la plaza máó. rileña el novillero CorceZiío, quedó bien y gustó no poco su trabajo, por! o que es seguro que se le volverá á ver pronto aquí. El número de corridas toreadas en el año no ha sido muy grande, pero lo que toreó fué con éxito. Sr. D. C. de A. Madrid. -Tiene usted muchísima razón, pero no es. asunto para tratarlo en público, sino para tomar resoluciones decisivas por parte de los aficionacos, aunque hay que reconocer que muchos de los lec-