Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mmudER- mm n diéramos llamar de transición, pava no pasar repentinamente del pelo suelto al moño, es también muy bonito. Se hace una raya desde la frente á la nuca, recogiendo el pelo en dos moños iguales sobre las orejas. vaches eléctricos. El adjunto fotograbado dará una idea bastante exacta del tostador para pan, que parece una cajita de metal blanco, con su rejilla de hierro; de la cafetera para calentar agua, de un recipiente para hervir leche, y de la plancha, el más bonito de todos ellos. Bastará con aplicar el flexible á cualquier enchufe para que el agua rompa á hervir á los tres ó cuatro segundos. Con igual brevedad se calienta la plancha y las tenazas de encañonar. Otro de los aparatos más bonitos es el que por medio de vma ducluí de aire caliente seca el pelo en dos ó tres minutos. ÚTILES Y B O N I T O S A P A R A T O S ELÉCTRICOS I a electricidad facilita la vida doméstica de un modo notable y nos procura un sin fin de comodidades. Cuando se llegue á utilizar absolutamente para todo, las casas se convertirán en algo muy parecido al paraíso. Ya no será preciso soportar el olor á carbón, ni estar todo el día pendiente de la estufa para que no se apague. Las cocinas podrán estai siempre limpias, como un salón, y á cualquier hora y en todas las habitaciones de la c a s a se podrá calentar a g u a para hacer una taza de te, ó lo que sea preciso. El único inconveniente de utilizar absolutamente pai a todo la electricidad, es su excesivo coste. El día que se reduzca su precio, las personas de mediana posición adquirirán 1 a s mil preciosidades que se fabrican en toda clase de cach DE TIENDAS 1: 71 segundo aparato está destinado para hacer los huevos pasados por agua. ¿Quién será el que ignore lo difícil ciuc es saber cuándo están en punto? Nadie se pone de acuerdo sobre los minutos que deben de permanecer dentro del agua hirviendo. El nuevo procedimiento da unos resultados que b i e n pudiéramos llamar automáticos. Sobre un trípode de metal, en cu a base se coloca la mac (uinilla de espíritu de mo, descansa una marmita llena de agua, y cuando rompe á cocer, se sumergen varias cazolitas I, tantas como personas) herméticamente cerradas y cubiertas por dentro de porcelana, donde previamente se habrán echado uno ó dos huevos. Bastará con quince segundos para que estén en su verdadero punto; es decir, la clara cuajada y la yema blanda. Para 1 a s personas que están á régimen de huevos y leche, es de v e r dadera utilidad este cachivache. A j W