Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mmumn mm H El puesto de directora ae orquesta está ocupado por Mlle. Charlotte Bérillon, una artista de gran talento, que tiene hecha su reputación como profesora. i Por qué no hacer en España algo análogo? Esperemos que la idea sea bien acogida entre las personas hábiles para ponerla en práctica, y quizá les fuese muy fácil reunir un grupo de profesoras de verdadero mérito entre las muchachas de clase modesta (no por eso menos digna de respeto) que se dedican al estudio serio de la música con objeto de utilizarlo, no como distracción ó medio de lucirse. En España, y muy especialmente en Navarra, abundan las organizaciones músicas de primer orden, que se educan y cultivan con mucho éxito en nuestro Conservatorio, de donde salen los primeros solfistas del mundo. Los músicos, desde luego, se declararán en conira; pero como esta sección es nuestra, podernt) hacer constar el gusto con que veríamos la fundación de una orquesta femenina. P E I N A D O S DE N O C H E Y A D O R N O S DE CABEZA Qué difícil será reproducir una cabeza de nuestra época, dentro de dos siglos! Consultarán retratos, figurines, crónicas de modas, y se verán en un verdadero conflicto para puntualizar el género de peinado que usaban las damas á principios del año 1912. La tendencia general es favorecer el moño bajo, pero aun dentro de ese estilo se hacen infinitas variaciones, sin que esto quiera decir que el moño alto haya desaparecido. Por el contrario, todas ¡as que saben que las favorece tienen el buen gusto de defender sus derechos, no consintiendo que se aboli. era. Para ponerse el pelo dividido en raj a, y sencillamente recogido sobre la nuca, hay que ser una belleza, ó. por lo menos, muy correcta de facciones. Por esto considero un error sacrificar el propio interés en aras de la rutina. En esto, como en todo, dura una prueba d e b u e n gusto la que, dcs ucs de estudiar su fisonomía, adopte un peinado que pueda llam a r suyo exclu s ivamente. La ca b e z a g r i e g a con hand e a u x y gran moño semi b a j o, e s m u y bonito; pero á propósito nada más que para muchachas j óvencs. Lo mismo sucede con la cabecita de paje, puesta de moda por algunas mucha- w I jpp fa l Preciosa mesa de escribir, ¿n forma de cómoda, de madera barniz- da de verde con el vernis Martín, y herrajes de bronce dorado. Accesorios de cristal y bronce; todo ello del mejor gusto.