Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m T UdER m GHRH ISf í mente que se colocan; segunda, porque su aroma suave y delicado no es comparable con ningún otro, y, por último, porc ue tienen un colorido tan bonito que hace resaltar la brillantez de todos los demás. Un abanico todo de violetas sería quizá más elegante, pero sin duda, las que lo han adoptado han debido pensar que era una nota demasiado triste, y por eso no han hecho ning no así, prefir c rtAr- mí ví lov- nni- l i mz- iínnc dos ó treí res. Lo ú preciso t (cuenta e s únicamen en la parte s u p e r i o r pueden colocarse rosas, claveles, gard e n i a s ó cualquier flor grande, reservando la flor m e n ú d, a para completar el aban i c o Otro modelo muy bonito e s t á formado por estas h o j as erdcs chiquitas que s jardineros conocen eneralmente por el lombre de maplé. Pots. -r DtliOS.