Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i i 1 1 1 LA MAYOR VENTURA (IMPRESIONES DE NOCHE VIEJAJ EL SUEÑO VIDA NUEVA noche cuando el año 1912 E STA noche deen puntovieja, nacer, tuve un sueño. lloriqueaba de Soñé que todos los humanos habían tenido mi propia idea; que todos, en un momento de sinceridad gallarda, se habían propuesto cambiar de vida, y que, además, este pensamiento anual, este vago prurito, esta ensoñación deleznable, se cumplía sin vacilaciones. Y he aquí lo que soñé. YO Yo haría una vida ordenada. No rezongaría cuando me vienen á despertar. Sería madrugador. Escribiría mucho, mucho, y con gran esmero. N o me deleitaría criticando á las gentes. Tendría para todos mis colegas en pluma una benevolencia fraternal. Dejaría el café. Disminuiría el tabaco. E n gordaría. Y á fin de año, con una labor seria y profusa, unas arrobas más, y el cariño de todos los escritores y periodistas iberos, me sentiría dichoso. EL POLÍTICO El político ha pensado también cambiar de vida. Estudiará los problemas nacionales. Le dará un repaso á la Gramática, que tiene un poco en desuso. N o urdirá conjuraciones. Renunciará su acta, si es cunera. Y si no lo es, trabajará por su distrito heroicamcr. Hablará pocas veces en el Parlamento, y siempre que hable, dejará la huella de algo provechoso. Abandonará las tertulias de murmuración. Se hará comedido, sabio, discreto. Q u e r r á poco para sí. Mucho para la Patria. Y á fin de año verá, sorprendido, que la Patria, una Patria feliz, lo adora. EL ARTISTA El artista n o tendrá envidia de su compañero. No le h u r t a r á los argumentos de sus obras. Procurará lavarse de cuandO en cuando. Buscará un motivo de inspiración en algo nacional, fuerte y personalísimo. Dejará de sentir hacia el cepillo y el peine desdén y menosprecio. N o h a r á obras para los cinematógrafos ni escribirá versos glaucos. No tendrá los dientes negros; Y á fin de año, habrán entrado por sus puertas, con el jabón y el optimismo, la gloria y el dinero. EL CONCEJAL Se ha desperezado en su butaca y ha dicho -Efectivamente, se impone cambiar de vida Desde mañana haré repesar el pan y la carne. Consideraré las obras municipales como cosas de utilidad púbHca. Los barrenderos acudirán todos á cumplir servicio. I r é mucho al Concejo y me desviviré por su buena marcha. Y así que remate el año, la ciudad que represento habrá construido escuelas y abierto calles. Y á mí no me sacarán en los saínetes, ni seré víctima de los epigramas.