Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r córtese por esta raya. BL AVISPADO ENRIQUE EN UN EXAMEN r ime, Enriquín, ¿de qijé bestia se aprovecha la piel para hacer zapatos? -Del buey, ¡Bravo f ¿Y para hacer las cinchas? Enrique, después de reflexionar un instante: ¡Del cinchó! EN UN EXAMEN DE BOTÁNICA p- jeo es decirme el nombre de los huesos del cráneo? Manolín, después de cinco minutos de silencio: -Espere usted un instante, porque los tengo todos en la cabeza. EN LA OPERA A S O VI. MJÍ íyáLVf M A D K I D 31 J a DICIEMBRE DE 1911 NUM. 5 3 i I r Warnos á ver, niño, ¿cuáles son las raíces más sensibles? -Las raíces más sensibles... son... son... ¡las del cabello! EL POBRE BOBY p I papá: ¿Ves, hija mía? Aida y. Radamés están encerrados en una tumba, y de olía no podrán salir aunque quieran. El pequeño Juanito, que lo ha oído, exclama: -Papá, ¿y no pueden escaparse por ía concha cfel apuntador? PSTABA SEGURA I lueve. Tonino sale del colegio acompañado de su mamá y de su perrito Boby. ¡Pobrecillo! -exclama Tonino ai llegar á casa- Hay que secarlo bien, para que no coja un reuma. Mira, mamá, cómo Boby menea la cola. Parece que lo ha entendido. -Pero Tonín, tú también traes los pies mojados. Ocúpate de ti primero. -Pero es que yo no tengo más que dos- y Boby tiene cuatro. REPASANDO LA LECCIÓN 1 a pequeña Rosa confiesa á su madre que ha cogido de la des. pensa tres manzanas. -Has hecho mal. Pero en fin, como me lo has dicho, te perdono. -Entonces- -responde Rosita- -es necesario que tú me des una, porque como estaba segura de que; me ibas á perdonar, sólo he cogido dos. A LA MISMA LETRA POR ALFREDO C. TORREGROSA AA ama. ¿me ayudas á traducir la lección de francés? -Con mucho gusto, hijitojpero hay un inconveniente: que yo no sé francés. Mis padres no me lo hicieron estudiar. ¡Oh, qué buenos eran tus papas, mamaital La solución en el nutnero próximo. 424 POR UNA CONCLUSIÓN AGUJA tor, dio á la niña una aguja que acababa de encontrar en el suelo y, sentándose sobre el escalón de piedra, la contó su triste historia. La pequeña, compadecida de tanta desventura, le regaló un papel 417-