Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MhJ: lijsj -AM ELNELMIGO J Siguiendo mi ruta, camina á mi lado, sirviéndome siempre con desinterés, un noble escudero, un paje enlutado que aún no he sabido siquiera quién es. He visto en sus hondas pupilas sin brillo arder muchas veces un fuego espectral, y en su taciturno semblante amarillo vi siempre una triste fijeza inmortal. Si atisba un peligro, no queda á la zaga; entonces va siempre delante de mí, y apresta en el aire desnutía su daga contra un enemigo que yo nunca vi. Aunque este escudero defiende mi paso, jamás en mis nobles empresas triunfé; ¡jamás la victoria! también el fracaso va siempre conmigo, sin saber por qué. Al pie de Cupido quemé el alma mía, y por sus amantes cenizas pedí... Tenía el dios- niño su aljaba vacía, sin una dorada flecha para mí. Después, ya sin alma, busqué la fortuna y no la he podido jamás encontrar; no se quién la esconde, ni quién la importuna si á su lado, á veces, acierto á pasar. En vano he querido saber el enigma; la esfinge no escucha la interrogación; yo llevo la huella fatal de un estigma y no encuentro el signo de conjuración. Pero hoy, dijo el paje que marcha conmigo: -Incauto, despierta. No esperes vencer, si no acabas antes con el enemigo, oculto y terrible, que te ha de perder. -Di, i dónde se esconde? Préstame tu ayuda, mátale tú mismo, por mi salvación... Y entonces, alzando su daga desnuda, la apuntó en mi pecho, i hacia el corazón! JULIO HOYOS. Cx CSIJ. üi b y TSrJ w V