Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I5 T TnUcJER m eHS? T Por separado se habrá hecho el forro de raso blanco, ó del color que cada cual prefiera, y se aplica á punto de sombrerera. Los cordones para llevarlo colgado del brazo pueden ser de oro viejo ó negros. Para cerrarlo, el modelo que yo he visto tenía un automático; pero también se podría poner un botón antiguo con presilla. Por este mismo procedimiento se confeccionan los de sedas brochadas ó bordadas, destinados á completar un vestido de noche, ó los de imitación de piel, tan útiles á todas horas. Alguna de mis lectc. as, muy habilidosa por cierto, quizá se lance á la penosa tarea dé hacerlo de gamuza. Son preciosos, pero muy difíciles, porque es preciso coserlos á máquina. La moda, por esta vez, ha sido complaciente con las muchachas que gozan haciendo primores, puesto que ha suprimido las boquillas de metal, que eran el obstáculo para hacer un bolsillo en casa. Las menos aficionadas á antigüedades están en libertad de confeccionarlos con seda cubierta de tul, encaje ó gasa. Resultan monísimos para traje de baile ó de teatro. en esta época del año podremos indicar algunas chucherías á propósito para enviar á los amigos ausentes un recuerdo, ya que no sea posible pasar juntos las fiestas de Pascua y Año Nuevo. El reloj liliputiense será siempre bien recibido, tanto por ser bonito, como por estar de moda. Su tamaño es menor c ue el de una moneda de 50 céntimos, la esfera está rodeada de esmalte de color, con un segundo cerco de brillantes. Tiene una montura muy original: un botón de oro sujeto por cuatro garras, para facilitar su colocación en el ojal de la solapa. Como la característica de la vida moderna es la actividad, los relojes son indispensables en todos los momentos del día. Son necesarios en la mesa de noche, en la de trabajo, en la cubierta del libro que sirve de recreo, en el puño de la sombrilla y hasta en el libro de oraciones, para que constantemente nos advierta que el tiempo vuela y que cada minuto de más concedido á una ocupación, significa una pérdida irreparable para la i erfecta organización del día. No carece de encantos este modo de vivir, y, sin embargo, alguna vez he soñado con la dicha suprema de no tener nada que hacer durante veinticuatro lloras. Volvamos id reloj. Un fabricante alemán lo ha colocado en los alfileres de sombrero. Ya no va á ser posible olvidar la hora ni aun mirando una mujer bonita. DE TIENDAS esta sección los objetos Enque, bien parasiempre hablamos deregalar, deuso propio ó para ben adquirirse. Nunca con tanta oportunidad como f f 1 1 -im i wll. i Hgvi j MOEIÚIABIO MODERNO Severo y elegante despacho, de e; tiIo sobriamente decorativo.