Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HISTORIAS NOVELESCAS De los comíeníos de Gnerriía, 1 T n buen aficionado, natural de Cór doba, no hace muchos días nos contaba algo de lo que ocurría en los corrales del matadero de aquella ciudad, en los años aquellos en que el padre del gran torero Rafael Guerra era el llavero del establecimierito. Entre Iqs cosas que nos refería. de las destinadas al sacrificio y toreándolas a ¡a luz de la luna, acompañado de Torerito, Maíiene, Mojino y oíros compañeros, que asaltaban las tapias de los corrales para tomar parte en tan originales fiestas de aprendizaje. Los castigos de su padre no servían para nada, pues aunque siempre fué buen hijo, temeroso de las reprensiones y áispuesto á obedecíer á quien estaba obligado, la afición á torear le llevaba al olvido de todo y se cegaba en cuanto habia una res con ja que pape! de espectadores, pues prometía la sesión gran solemnidad. Había en uno de los corrales del matadero una vaca brava que, por estar algo resentida de los remos y ser vieja, se, la destinó al sacrificio t pero antes quería Rafael aprovechaí la ocasión que la casualidadle brindaba y ejecutar con ella tudo el repertorio. Una vez que Ja cuadrilla estuvo preparada con mantas, chaquetas y capotillos, y molestamente colocados los testigos di la Corrida sobre las ta- hay una, principal objeto de estas líneas, de la que el narrador fué testigo y actor en parte. Todos los biógrafos de Guerra han referido, con toda clase de pormenores, las travesuras que realizaba para ensayar sus aptitudes, apartando reses poder divertirse- y ensayar sus condiciones artísticas. Una tarde, en que su padre marchó al campo, de dónde no había de volver hasta la noche, avisó á sus compañeros de aventuras y á otros muchachos que sólo habían dé jugar el pías del corral que había de ser teatro de las hazañas, de aquellos que luego fueron célebres toreros, se dio suelta á la res, facilitando el acceso del angosto corral en que estalla preparada para el día siguiente, á otro un poco rtiás amplio, en el que mejor sé podía