Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA uRín 5! bAhE. ANE. XbnTAy CARI ATUKA 5 C VERDADES Y MENTIRAS OPERACIÓN DELICADA I os médicos de Kansas acaban de realizar una delicada operación, de la cual están muy orgullosos. El padre Joseplí Hohe cura de la iglesia católica de Bucyrus, Kansas, tratando de salvar víctimas de un incendio cayó entre las llamas, sufriendo horribles quemaduras en la cara, quemándose los párpados de tal modo, que hubo necesidad de cortárselos. Pero colino con esa operación la EMBUOOPERKECCIONADO vida del- sacerdote resultaba un consp r n t r e I o s procedimientos ideados tante martirio, los médicos decidieron hacer el injerto de la piel de otra para que al trasvasar un líquido parte de su cuerpo y le fabricaron de una botella á otra mediante un embudo no se vierta, parécenos el con ella nuevos parpados. La operación ha tenido un éxito completo, y el buen sacerdote, ya completamente recuperado del accidente, puede dedicarse á sus funciones religiosas, pues los nuevos párpados funcionan relativamente b i e n obedeciendo la acción de los músculos. COMPÁS IMPKOVJSADO remedios contra el dolor de muelas, entre otros un mástic compuesto de beleño pulverizado, que servía para calmar el dolor. El arte de empastar parece remontarse á la época de Hipócrates. Se han encontrado momias egipcias con muelas cariadas, orificadas. Otras tenían dientes postizos de fabricación muy basta; pero qué demuestra que en aquella época tan antigua no se desconocía la prótesis dental. Los chinos también sabían curar el dolor de muelas 2.700 años antes de nuestra Era. También hay un capote de piel de león. Este, es de uso restringido, y en Abisinia no pueden usarlo más que lo? que han matado un león sin otra arma que Sus propi- manos. CHISTES EN LA IGLESIA p r l sacerdote: -Yo no puedo aütori zar este matrimonio. ¿No ven, ustedes que el novio está completamente embriagado? La futura suegra: -Ya lo sé, señor cura; pero es el caso que cuando no ló está no quiere venir. EFECTO NATURAL p n una tertulia se hablaba de doña Amparo, mujer muy temible por su maledicencia. ¿Saben ustedes que se ha envenenado? -di jo uno. -No tiene nada de particular- -repuso otro- Se habrá mordido la lengua. EN UN BAILE DS NIÑO. asi todos solemos llevar en el bol sillo lápiz y cortaplumas. Con est o s dos útiles podemos improvisar un compás rápidamente en el momento necesario. J más acertado el que encontramos en u n a revista científica italiana, que aconseja utilizar un aro de corcho ó de madera en el cual se hayan hecho previamente unas ranuras. El aro se coloca entre el embudo y el recipiente, con las ranuras, sobre la abertura de éste, y así queda un esi) acio para la salida del aire que contiene la botella, y se puede trasvasar el líquido sin- que forme burbujas ni se vierta, COSAS DE ABISINIA. uKanito y Enrique (ocho y nueve años, respectivamente) están viendo cómo bailan los demás. i Qué te parece Carmencita? ¡Muy guapa! ¿Y Margarita? (Ocho años. Enrique, con tono desdeñoso: -Asi, así; cuando había que verla es hace tres años, que estaba en todc e! esplendor de la juventud. UN HOMBRE MIRADf te afanes, N 3 cuídate, quehombre, no te afanes, estás delicado... Vete una temporada al campo. -No puedo estar fuera de Madrid ni ocho días. -Pero, hombre, ¿por qué? -Porque en cuanto la gente deja de verme, se figura que estoy en la cárcel. MURMURACIONES Basta para ello proceder, én la forma que indica el dibujo adjunto. esto es, clavar en el lápiz la punta de una de las hojas del cortaplumas y utilizar otra como brazo fijo del compás, O ONTOJüOGA I a terapéutica dental data de época- muy remota. No, puede precisarse cuando comenzó, pero es seguro que los egipcios tenían nociones precisas de ella. En un papiro del año 3 00, antes de Jesucristo, depositado a las pies thl Dios Anubis, se d t a n numerosos pT 1 Rey de Inglaterra ha regalado á un Museo de Londres la colección de objetos que, con motivo de la coronación, le había enviado el emperador ¿e Abicinia. Entre esos objetos hay una espa- da y su vaina, adornada, con numerosos anillos de cuero, que representan las. víctimas qué con ella se hai; hecho, y. hay también una armadura, regalada en recompeíisa al bravo que ha muerto por lo menos, diez de sus adversarios en eí mismo combate. habla del de S e un señor, origen deá la fortuna sin que fué América un céntimo. ¿Cómo pudo hacerla en tan poco tiempo? pregunta un amigo. -Muy sencillo- -responde uno de los que están en el secreto- Comprando blancos y vendiendo negros.