Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CcfteseJ or esta raya. ACCRDAOS, NiNOS EN LAS CARRERAS i r e no tocar nunca alfileres, aguprende, hijo mío. Ahí tienes ese jas ni cuchillos, porqué son 7 caballo, que solo tiene tres años instrumentos peligrosos que pue- y ya ha ganado cuatro carreras. den heriros. De no atormentar á los gatos y de no tirar de la cola á los perros, J E R O G L Í F I C O S porque tienen uñas y muerden. COMPRlMlDOf De no comer. con avidez ni abuPOR ESTEBAN NAVARRO sar de los dulcesj porque os expo- neis á una indigestión. I De no interrumpir nunca al que VACA VACA habla y de responder jpronto y cortésménte cuando fuereis interroII gados. Nota ROTO De no ser quisquillosos, ni infatuados, ni presumidos, sino moü esIII tos, afables y buenos amigos de ICKK K N U E loo loo vuestros compañeros. De amar con todo el corazón á IV vuestros padres, á quienes debéis A 2 íiboi on E E todo en la vida. De amar á vuestros maestros, de V- los que recibís el bien de la instrucción. CURSO 500 B S 050 E ZA D e considerar el juego como un reposo después del e s t u d i o y 509.50 mal el- -cuando hayáis cümpliü o con vuestros deberes. Á; Yii- De levantarse temprano y d e Gran d Íj 25 céntimos acostarse pronto. El aire de la no T i n che es nocivo pata la salud y, en cambio, el de la mañana es oro en -VpHAY 50 NA la boca. IX De no- e. r huraño, rii serio en ASAL extremo; sino alegre y sonriente X con todos, que la sonrisa en la boca de un niño es como flor que brota 500 500 CUY NOTA en primavera. XI Acordaos siempre, cuando veáis SAL 5 opiijadv á los abuelitos ó á vuestros padres preocupados 6 melancólicos, d e xn contemplarles c o n ternura y de v i a v 100 T acariciarlos con vuestras manos pequefiltas, que esto les hará bien. La solución en el número próximo. A ASsO VI. MADRID S DE DICIEMBRE DE 1911 NUM. 49. V I IA PORTUCHO! A J s o t r o s no conocéis á Paquito? Pues es u n chico m u y g u a p o tiene nueve años, es inteligente, aplicado, y sería bueno sí n o tuviese un carácter tan altivo. Este es su único defecto, y si Dios n o lo remedia le proporcionará serios disgustos. U n a tarde salía de. Martütene, donde había tenido lugar u n baile 385 -392