Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que fueron más de 300 las fiestas de toros, justamente calificadas así por torear naatadores de categoría. Los ganaderos que podían vender como buenos 20 toros, mandan á las plazas 40; de las ganaderías que se pueden sacar 60, se apura y salen hasta los que quieran comprar, aunque pasen de 100, y así se estira el material hasta el extremo de darse algunas corridas, de esas que se organizan á última hora en loa meses de Septiembre y Octubre, con dos utreros de una vacada, un tuerto de otra y tres mansos de otra. Si en cada población que tenga plaza de toros hubiera cuatra hombres de buena voluntad que trataran, no de que los toros tuvieraa cinco años, cuatro cumplidos siquiera, se suspenderían la mitad de las corridas. Por esto, los empresarios que piensan cumplir bien y comienzan sus gestiones pronto, encuentran los elemen tos necesarios para satisfacer el deseo de los públicos, y acreditan sus plazas como organiaadores de buena fe. En estos meses de invierno es cuando se puede gestionar la compra de ganado, y comprometerse con los dueños de vacadas, á que den lo mejor entre lo bueno que tengan, siempre que se tenga el propósito de pagar á precios que estén en relación con los que la afición paga por los billetes. Las plazas grandes como las de Madrid, Sevilla, Barcelona, Bilbao, Valencia, San Sebastián y otras, que por la importancia del negocio no deben tener el dinero contado como el que reúne para una cajetilla, pueden y deben sacar la flor en las ganaderías de primera iodos los años, á lo ue no Se pueden oponer los ganaderos, pues, al contrario, cuanta mayor publicidad tengan los éxitos, más aumenta el crédito én el mercado. Ninguno de los empresarios aludidos tiene derecho á contestar, cuando se le censure jpor el mal ganado que presenta, lo que suelen contestar frecuentemente No he encontrado otra cosa; no hay toros; los ganaderos tienen agotadas iias camadas y otras cosas por el estilo. Aquel que quiera elegir en la carnicería la carne á su gusto, debe comprarla en cuanto abran el establecimiento; pero íí ien vaya á mediodía, no encontrará más que piltrafas, si encuentra algo. Es posible que tengan los ganaderos la culpa de ie oue ocurre en Madrid ahora; pero e de sentir que no pueda hacerse aqueh que hacía en sus tiempos de empresa D. Bartolomé Muñoz, quien en el mes de Mayo se traía noventa ó cien toros de diversas ganaderías para p der organizar sin premura y sin isiiédo á que por echar atrás tres tori- sj los delegados de Veterinaria, tuviera que suspender lá fiesta, perdiendo un día en el que ha- bía de cargar en el debe el presupuesto de piso de plaza y otros gastos. Las broncas grandes por él ganado y la retirada de toros que fueron admitidos en el apartado, son cosas muy nuevas y que no han sucedido hasta que se han comprado los toros á los ganaderos cuatro días antes de correrlos. No quiere esto decir que no había excepciones; pero era regla general. El que madrugue al hacer la compra de toros será el que acierte al cumplir su misión. AVERIGUADOR TAURINO Sr. D. C. F. C, Hoyos (Cáceres) rYa hemos dicho en esta sección lo que es un par de trapecio, que consiste en llevar las banderillas en la forma que se agarra un trapecio, llevando el pincho de la que se ha de clavar con la derecha en la mano izquierda, y viceversa, y al llegar el toro, abrir los brazos en la forma natural de clavar en toda suerte de banderillas y colocarlas. Es un floreo del segundo tercio que ha inventado el actual espada Rafael Gómez (Gallito) Lo que va ganando un torero con la concesión de la oreja de un toro, no es más que el honor que se gana en toda ocasión con la concesión de un premio; porque no otra cosa es la oreja que un premio. i Sr. D. P. B. Cáceres. -No es posible que Enrique Vargas (Minuto) haya estado en esa plaza el año 1872 ni el 74, porque nació el 1870. En efecto, puede haber estado con Faico, pues con él formó la cuadrilla de Niños sevillanos; pero no en aquella época, sino doce ó catorce años después, haciéndose muy populares en la mayor parte de las plazas de España. Sr. D. I. Z. Hernani (Guipúzcoa) Tiene usted mucha razón en las observaciones que hace respecto á los pases de muleta esos en los que se deja al toro que se vaya por su terreno y. acaban por aburrir á las reses, por bravas que sean. Son muy vistosos, muy bonitos para buscar efectos; pero no para el objeto que tiene el empleo de la muleta, que no es otro que el de castigar y recoger para que se cploqueti las reses pronto en condiciones de ser- estoqueadas con lucimiento. Todo lo demás perjudica, al mismo torero que lo ejecuta, porque los toros se estropean por muy bravos qtie sean. Respecto á la cantidad que cobra éste ó aquél torero, no sabemos nada en concreto, y todo lo que se oye de eso, como nO es de interé nuestro, no lo tomamos en consideración. Allá las empresas que tengan que pagari Unos admiradores de Vicente Pastor, Carmona. -Las estocadas perpendiculares son las que quedan lo que vulgarmente se llama á plomq, ó sea vertical, completamente recta de arriba á abajo. Respecto á las corridas toreadas por éste ó por el otro, pronto sé publicará un libro en el que constarán todas las que ha toreado desde Lagartijillo hasta Pacómío Peribáñez; dónde y cómo hicieron sus cainpafias los 45 espadas con alternativa que han toreado este- año por jesas plazas de Dios. Cuando salga ese libro, que llevará por título Toros y toreros en J 911, verá en él todo lo que desea, pues son muchos detalles para una contestación. De Vicente Vega no sabemos nada desde que dejó de torear por aquí, donde fué muy conocido como buen banderillero y peón en la cuadrilla de Gavira. Respecto al M. orilla, la suerte del catre y todo eso, no ha llegado á nosotros la menor noticia y no podemos decir á ustedes nada. Sr. D. M. P. P. Martas (Jaén) En efecto, el año 96 ya había tomado la alternativa en Linares el cordobés Conejito, á quien se la dio su paisano Guerrita, en la plaza referida, el día s de Septiembre de 1895. Sr. D. M. S. Santander. A nosotros también nos parece que no tiene apariencia de verdad él Ivech o. Por lo menos, si existiera, sería una solemne tonteria y una baladronada sin motivo ni fundamento. El de la turca del domingo, Pamplona. No sabemos por que no han de usar ustedes para firmar seudónimos más serios ó iniciales, pues á veces hay que tomar á guasa algunas preguntas por las guasitas de las firmas. Sin embargo, ahí va la contestación. La cogida que sufrió Conejito en ésa fué el día. de Julio de 1902, y el toro que se la produjo pertenecía á la anadería del conde de Éspoz y lina. Era el quinto y á la salida atropello, cerca. de las tablas, al torero cordobés, dándole un palizón terrible, á consecuencia del cual resultó con la fractura de la undécima costilla, llegando su estado á inspirar serios temores, no confirmados, por fortuna. Por esta causa estuvo Antonio sin torear algunas semanas. Aquel mismo toto cogió al banderillero José Creus fGuco) í y le produjo una herida en el cuello que al principio se creyó de gravedad y no 10 fue. Respecto á su otra pregunta, ya habrá usted leído que no contestamos a lo que se refiere á opiniones sobre este ó el otro. f