Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IPS TOROS NOTAS TAURINAS HISTORIAS NOVELESCAS Frascuelo, y Poncíano Díaz. YS híin transcurrido veinticuatro años, y parece que fué ayer, de la estancia en España de aquél simpático torero mejicano, Poncíano Díaz. Los diestros que vienen ahora de Ponciano Díaz vino á España, con la idea que vienen todos los toreros de Méjico, la de tomar la alternativa como matador de toros en Madrid. Motivos tenía para aspirar á tales honores, porque él era un buen matador dentro de lo que. entonces sé podía esperar de los toreros de allá, pues aunque ya comenzaban á ver el toreo español, no ¡o conocían como en la actualidad lo conocen, hasta elex- zás que gastándose dinero en otro sistema. Recordamos perfectamente lá primera cerrida. á qué asistió como esÍectador, y fué la celebrada el 7 de ulio do 1889, én Madrid, con toros de Pablo Romero, y los espadas Frascuelo. Ángel Pastor y el Tortero, tomandp éste la alternativa. Acompañaban á Ponciano sus picadores Celso González y Agustín aquel pais, se contunden fácilmente con los nuestros y lo mismo se puede creer que son toreros como artistas de cine ó negociantes americanos. Nada los delata ni en nada llevan el sello que los caracterice y haga que se fijen en ellos. tremo ae que en la plaza dé la capital ven tantas funciones al año como se vean en la plaza madrileña, y conste que esto no es exageración. AqatY simpático espada supo hacerse la reclame en una forma especial, que le dió mayor resultado qui- Oropesa, y los tres vestían lujosos vestidos de charros de su país, con descomunales sombreros de forma cónica y amplias alas, con adornos plateados, asi como el traje, que resultaba vistosísimo. Con esta exhibición en uno de los