Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t -i I os Delgadita como un hilo, bella como un figurín, era Charito Fltrín, asombro del Polistilo como reina del patín. Su novio, Pepito Eloy, de veinte Abriles y pico, elegante, guapo y rico, era lo que llaman hoy una monada de chico Sólo un motivo de queja amargaba á esta pareja en su coloquio feliz: tener próxima la oreja de una pobre institutriz. Y se quejaban en vano, porque la miss de Charito sabía de castellano cuatro frases, y maldito si era un testigo tirano. Los novios, ¡siempre escamones! adop carón precauciones indignas de gerte goma, desfigurando el idioma con raras combinaciones. Fui un día á un cinc elegante á admirar á una cantant que se hizo estrella en París, y me tocó estar delante de los novios y la miss. Aún recuerdo la alegría, la emoción y el interés con que, en voz baja, decía Pepito: Charito mía, ¿di... ti- mé- ti- quié- ti- rés? ffy con tierno y dulce abandono, Charito en el mismo tono le contestaba: Ti- sí. Ko entendí lo que él decía cuando á este sí replicó, mas la respuesta que dio ella, con cierta energía, fué: Ti- Pé- ti- pé- ti- nó. Víctima una hora fui de aquel amor encendido. Com; o un, timbre 6 algo así, repercutía en mi oído el molesto ti- ti- ti. Pero el fuego iasional fué adquiriendo un grado tal, que al expresar sus deseos, se hablaban ya al natural con muy pocos tintineos. La X) bre miss, entre tanto, víctima de tales bromas, decía con desencanto O yo sé poco de idiomas ó so hablan en esperanto... Terminada la función, salió el público en montón, y mirando unos instantes á los dichosos amantes, dijo así mi corazón Justo es que ah. ora disfrutéis de esa alegria sin par, hasta que al fin os caséis. i Ay el día en que os habléis en castellano vulgar! RAMIRO MERINO. De nuestro Concurso. Lema: Del pretil de San Felipe.