Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ü n esta última posición, es conveniente dilatar hasta el máximo grado los pulmones, que así se rfi. m B gAMaMlíiq Con un movimiento en sentido inverso, bajando lentamente los brazos (figuráis. y volVffe fiSUM lcÉtOen su primera posición, debéis dar salida al aire antes recluido en vuestros, pulnjQnes. Todas las mañanas, e S Mtíb g t e i Í f! p X á f f i ü menos 16 veces estos mi? fíHilit sMotWíantfé W 8 ff ven tana abierta y d e s p u é s d 6 f W e á a M P é noisift 1 A aonaijpaq eotjaaun SÜD efifnsb BiBíag OKL p? s t e juego, tandis i 0 d bcs eiainttgMs, Ib tejíjei ci 3 Íptóni practica y esíSár- áaííívktedQsÍTgeto Ijáejinvaie MpeijaJdsnfsdiufe marle, aconsejaiíáo aú qsoicaiqaunjiooáertó ríés, tmrJ seMejétfitóte La persona qinaíftó araeDílévastadajdfikt l a t í e á 3 t en mitad de la estm x áshaÉiéstittx oési Bft iaMi bS 9i íg i íri re. Estas han de. ifitoaM üffeinaíbiiífee IsfenaajiOiflgseíáiajdebfejflíiíi que se indica enfi l dtbqj ÍfoTí 4i scsTáíK 5 ílil; aé sá; áQSjlEÍíSfijdpsáffeifi 3 tura de las aissoBífejiisldte ej s si jettoíJo mh m sk amasmWíSi procuratído ino ialtí íMaelacflWiibpstadeakiíítíf í í nai oSJ rimento, qíi seráestító. poWántedlá (jjjfjKÍte, jgüstriAíaoiplíEJ S sensación dé- Égiiflidádí íionifa- iíú hb bB! 3 jiqo Ki si i- iiwpbB x s ¡1 mv El resultacb deJiíineg 5 Í) e? 8 a) üfáio 3io ás, segttrfe! SJ iágp tl 3 Síqaíí i i fuerte y continuameoitgmtqntiEfesdBaB másíikiJeKáiiíígírtfi BIIU fisiiBO jjjtoa nÍK afilb oh anu nu iJ jaidfift shoíi jn oai TBq oilonpaq lawpjs. b híl sidolaa j 3 B 1 Bboí n Btfg asíium ntr otirb nn i 9 bfibií? v jBristjpaq sis eb oí Ja 9 üqg 9i jjg na 1 lí I A BDoqa sña. rp 3o q IB aavsoi COI na aoi 3 nJ 3 qrn) 3 tJ ab obBFiBqmofi I oiíasBm l a 9 í? ti ¡ííorj- nsíni 38 ofiB rri jp rioistib am oaoiiolg b f fif na EJERCICIOS FÍSICO- RECREATIVOS PARA LA GIMNASIA DEL PULMÓN C e trata de un ejercicio fácil y simple de gimnasia popular. Para dar mayor desarrollo á una parte de nuestro cuerpo, debe ejercitársela en todos los movimientos que le son propios y naturales. Los brazos, por ejemplo, pueden extenderse en flexión, en direcciones rotativas, de arriba á abajo, etc. Todos estos movimient as, por medio de ejercicios metódicos, regulares, darán por resultado el desarrollo y armonía de los brazos. Así los pulmones, el órgano principal de la respiración, como sabéis, tiene dos solos movimientos: uno de inspiración, ó sea la entrada del aire en el órgano respiratorio; otro de espiración, producido por la salida del aire. Para desarrollar y reforzar los pulmones ejercitemos su mecanismo. Es necesario para conseguirlo colocarse en la posición firme de un soldado, esto es, las rodillas y los pies juntos, los brazos á lo largo del cuerpo, la espalda derecha y la cabeza alta (figura i. En esta actitud, levantar varias veces uniformemente los brazos á la altura de la cabeza hasta tocar las manos (figura 2. respirando por las nances y tnanteniendo la boca cerrada. -364- -S 65-