Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Córtese por esta raya. INGENUIDAD ué tal, Pepito, has estado bien en los exámenes? -Sí, mamá; estuve cerca de la estufa. EL COLMO DE LA FUERZA Q 1 1 ti jiadre celebra el extraordina rio desarrollo de su chico. TT- Cinco años tiene solametUc y ya levanta pesos de lo kilos, que sostiene más de diez minutos. -Pues el mío le gana- -dice uno de los presentes. -i Cómo? -juzguen ustede. i. No lia cumplido aún cinco meses y durante la noche nos tiene á todos los de la casa levantados. EL OFICIO MAS CÓMODO yendo los periódicos, fumando La. pipa, llevando á paseo ó al cinematógrafo á los nietos cuando son buenos... Y tú, ¿qué harás cuando seas grande? Garlitos responde súbitamente: ¿Yo? ¡Yo, haré en seguida de a b u e l o! UN EXAMEN O e L A T Í N AÑO VI, MADKID 12 DE NOVIEMBRE DE 1911, NUM, 46. ü 1 maestro: ¿Qué ventajas te níanlos antiguos romanos, sobre nosotros? El niño: Los romanos... Los ronumos no tenían necesidad de traducir el latín. ¿Le parece á usted poca ventaja? r R aij TQRTÁ S; iGRADA X 7 1 pequeño, Federico, iriterroga- do pór; el profesor: s p 1 abuelo está sentado Iraaquila- ¿Qué creó, í) ios el primer día? mente en un sillón, fumando- -Dios, el; primer día hizo la luz. una pipa. -Muy bien, ¿y el segundó? Garlitos juega con sus soldados- -La tierra y el agua. y de vez en vez le mira con atenta- -i Y el tercero? curiosidad. -Rl tercero. El tercero VaPor fin, suspende una batalla que cila Federicoi El maestro, ayudántenía ya organizada y, encarándo- dole se con el abuelo, le pregunta: -El tercero, lo que se ve brillar- ¿Por qué no vas tú á la ofici- en las noches serenas... Creó... na, como papá? creó... fíjate. creó... -yucrido mío- -responde el vie- -i Ah sí. lr- dice triunfalmente jo sonriendo- porque yo he aca- Federico- r- creó los faroles! bado; pero he trabajado tanto ó más que tu padre cuando he sido joven. Ahora y. a soy viejo y desCHARADA canso. Atiende, Garlitos; de pe- -Mire usted, prima- primera, queño es necesario ir á la escuela, estudiar aplicadamente; después, cuando íegíMíídús la llame, cua ido se es hombre, trabajar y no re- sponda el ib ae todo, trabajar con fruto, como tu papá, porque entonces será tarde. y luego, al llegar la vejez, como me ocurre á mi, se pasa el día le- La solución en él núrnerp próximo. 368- 1 EL REY BE t OS leales defendían la entrada del palacio que las turbas querían -asaltar; aquel puñado de valientes se hacían fuertes en su desesperación, mientras la pobre reina sacó de su camita al príncipe ayudo precipitadamente á- yestirl. é, bajó, acompañada de una camarista, que conducía en brazos alpeqUeñín, por una escalera de- ser- -361