Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Coche rápido de 12 caballos, velocidad en llano, 75 á 80 kilómetros por hora. Precio en Madrid con neamátlcos Continenial y todos sus accesorios, 10.500 pesetas. W a m o s hoy á tratar de explicar muy por encima el funcionamiento del motor de un automóvil. Lo primero que para ello necesitamos es... un poco de imaginación de parte de nuestros lectores. Sírvanos como punto de partida el pie de una máquina de coser. En él vemos que el movimiento rectilíneo y alternativo de un extremo de la biela de madera que une el pedal á la polea produce en el otro extremo un movimiento circular, haciendo girar á la polea. Y aquí de la imaginación. Reemplacemos el pedal por el émbolo de una bomba que esté metido en su correspondiente cilindro. Aumentando y disminuyendo la presión del aire en una de las caras de ese émbolo, podemos hacer que suba y baje; por lo tanto, que la polea gire. El problema consiste ahora en hacer que varíe la presión. Si cuando está el émbolo cerca del fondo del cilindro metemos en el espacio que limitan un poco de pólvora y le prendemos fuego, no cabe duda, la presión habrá aumentado. Y si cuando el émbolo llega á la posición más alejada de dicho fondo ponemos en comunicación el interior del cilindro con el exterior, los gases allí almacenados se escaparán al exterior, y la presión disminuye. En vez de pólvora empleamos en los automóviles el vapor de gasolina mezclado con aire (mezcla que se verifica en e carburador) Para inflamar esta mezcla explosiva se utiliza una chispa eléctrica producida por un aparatito llamado la magneto (y no el magneto, como dicen muchos) y en vez del pie de máquina de coser, que nos ha servido para fijar ideas, un árbol acodado llamado cigüeñal, unido á un volante que reemplaza á la polea. Los cilindros de bomba ¡perdón técnicos! estarán en número de i, 2, 3, 4 ó 6, según el tipo de motor. Nosotros empleamos siempre 4 ó 6. La entrada de la mezcla en el interior del cilindro se verifica del modo siguiente: Supongamos el motor ya en marcha. Al separarse el pistón (antes émbolo) del fondo del cilindro, produce un vacío que el aire cargado de vapor de gasolina se encarga de llenar por el orificio que una válvula descubre en momento oportuno. Al re gresar el pistón hacia el fondo del cilindro comprime esta mezcla, y cuando está más comprimida salta la chispa eléctrica en la bujía y se produce la explosión, cuya fuerza utilizamos al separarse de nuevo el pis- tón del fondo del cilindro, empujado por la presión de la explosión. Pero por estar el motor en marcha, el pistón ha de volver á su punto de partida, y otra válvula deja salir residuo de la combustión. Todas estas explosiones seguidas producen calor naturalmente. Para absorberlo, las paredes de los cilindros son dobles, y entre las dos paredes circula agua impelida por la bomba centrífuga B, y la misma agua, enfriada en el radiador, que es un depósito de gran superficie y poca capacidad, nos sirve constantemente. Otra bomba más pequeña, b, mantiene automáticamente una corriente de aceite por las partes Motor 12 HP. 1911. en que existe algún rozamiento. Cómo funciona el carburador y la magneto, y cómo la rotación del volante se transmite á las ruedas traseras del coche, será objeto de sucesivas quincenas. Por hoy ha sido bastante complicación. V I N O T DEGUINGAND Kcpí cscutacióii para E. spaüa: Velázqxieií, 45 luplioatlo, Madrid.