Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TAURINAS áu bravura- y s ü bonita láiíiina la procedencia de- su casta. Bonarilló. al rematar un quite, colocó la montera entre los cuernos; Reverte, en otro, rasco el testuz; BOnarillo cambió un par superiorlsimo; Reverte colocó uno soberbio, de irente, llegando á la cara... Las ovaciones eran estruendosas. Al rematar unos lances, Reverte hincó u, na rodilla en tierra y quedó de espaldas al toro, y en aquel emocionante momento vimos que Bonarilló aprovechó el espacio que quedaba entre su compañero y el cuerpo de la res y se tendió cuanto largo era... Un oportunísimo capotazo de Antonio Yedro (Ostioncito) fijó la atención de la res y se la llevó, en el momento aue estalló una formidable salva de aplausos para los dos valientes m. atadores, y en un instante se vio el ruedo lleno de prendas de ves, tir, abanicos, bolas de vino y puros. No fué esto sólo lo que les produjo aplausos aquella tarde, pues ambos estuvieron muy buenos con la muleta, y acertados con el estoque. Los aficionados que vieron tal fiesta en la capital castellana dicen que no la pueden olvidar fácilmente, pues es una de las en que más se han divertido. Para regocijo de los qué van á ¡os toros, y para gloria y bienestar de los toreros, conviene que nunca falten dos ó tres diestros que se vuelvan locos disputando las palmas á los demás. De esos tres ó cuatro que ha habido en todas épocas, siempre ha quedado alguno, y eso es lo que hace falta para que nunca estemos sin primeras figuras, que la sosería y la displicencia no fueron nunca compañeras de los grandes éxitos. Algunas locuras hacen los que estf, i ansiosos de palmas y dinero pero se las aplauden, y con ellas forman la base de algo más serió para después. Que no falten los que hacen eso y habrá calor constante en las fiestas taurinas. cambios que haya, toda vez que di- ni aún cómo se llaman los espadas chos camoios se conocen desde las que veamos estoquear. primeras ho s de la mañana. Además de ésto, ya, puestos debían Dichos avisos se deben fijar sobre hacer que se cumpla el reglamento los carteles en todos aquellos sitios en otras cosas másHinportantes que por donde se sabe que los han de ver son esenciales y precisas. los que van á presenciar las corridas. Con los banderilleros, esiJecialménte en las corridas de novillos y en muchas de toros, ocurre lo mismo, y MAS LIBROS de igual modo se debe anunciar. TAURINOS Cuando: se inutiliza ó se desecha un toro, no lo sabemos hasta que es o n t i n ú a el, deseo de escribir de tamos dentro de la plaza, pues sólo torciS y hay más afán por! a parallí, en los pasillos, se fijan dos avi- te que se refiere á la Ws- orii dé estos sos y otro en los corrales. tienipos, lo que han de agradecer los i Por qué no se han de anunciar aficionados de tienipos futuros que esos cambios donde se puedan ver no pasarán las fatigas que pasamos antes de ir á la corrida, siendo así ahora para sentar afirniacione. 5 lesque seis horas antes de la fiesta está pecto á los hombres y los hechos padispuesto? sados del toreo. Otra confusión es la que se produHa tocado el turno á Bilbao, donde ce con losi toros sobreros que tiene se han dado á la publicidad cuatro preparados la Empresa y que los tomos. Es uno un concienzudo trasuelta cuando protesta él público la bajo estadístico en el que consta todo presencia de una res ó se inutiliza al- lo ocurrido en la invicta villa en 1882, guna en los chiqueros. cuando se inauguró la plaza de Vista En otras ocasiones, al hacer el re- Alegre, hasta fin de 1910. conocimiento y apartado, se reseñaSu autor, Pescadüla, t r a s cuyo ban siete toros en lugar de seis y los pseudónimo se oculta un prestigioso siete, con expresión de la ganadería aficionado, dice las corridas de toy color de la divisa, constaban en la ros, novillos y becerros que se celetablilla ó cuadro que se expone en el braron cada año, de quién era el gapatio de caballos. nado, quiénes fueron los toreros y Parece que el no hacerlo ahora nó hace, además, una ligera apreciación obedece sino á negligencia ó: descui- de la labor que unos y otros realizaron. do, de alguien, pues dícese que el re- Es, en efecto, un trabajo curiosíconocimiento y reseña se hace y hassimo para el que se necesita gran afita se paga á los vet: jrinarios. ción y- paciencia. Contiene, además, Si así es, ¿por qué no se le hace los datos relativos á las plazas del saber al público que quiera enterarse? Recreo é Indauchu, que han funcio. Ocurre que á lo mejor sueltan un nado en la. capital de Vizcaya dutoro y no se sabe de quién es. Dirán rante el espacio de tiempo referido. algunos que, ya llevan el hierro y la El título del libro es: Vista Alegre. divisa, por cuyos detalles nos pode- 1882- igoo. mos enterar; pero no es suficiente. En Para formar la historia taurina primer lugar, muchos toros muestran de Bilbao es indispensable. el hierro borroso y no se vé como no sea desde la barrera ó primeras filas de tendido, y por lo que respecta a la (tro de los libros es el que ha esdivisa, hay varias ganaderías que las crito el notable periodista bilusan iguales y además no ponen los baíno D. P ederico Morena, que fir. encargados de ello gran cuidado. ma sus revistas, con el pseudónimo de Chatarra. -El año pasado, 1910, salió un toro sobrero, que resultó ser de Gama, Este es el libro de Cocherito. Cosacó divisa verde y encarnada y la mienza con una extensa y bien dode la ganadería á que perteneció tiecumentada biografía del matador bilne los colores encarnado, amarillo y baíno, en la que hay infinitos detalles azul. relativos á los primeros pasos de Castor J. Ibarra, que eran desconoEsto que parecen minucias no lo son, y como el subsanar estos descui- cidos hasta ahora. dos no cuesta trabajo ni dinero, debe Después hay justas apreciaciones hacerse que se cumplan tales requisiacerca del modo de ser de este diestos, que al fin son reglamentarios. tro muchos detalles de corridas toreadas, cogidas que ha ufrido, opiVicente Pastor es un matador que no se preocupa, antes de la corrida, nión de Cocherito acerca de los toreros bilbaínos, un capítulo diciendo de saber nada que se refiera á los lo que es Castor fuera de la plaza y toros, y preguntó después de la corrida celebrada el día 6 de Octubre, lo- otros muchos interesantes datos, todo ello acompañado de varios fotograsiguiente en estas frases ¿Bueno, y de quién han sido los bados y de una carta autógrafa de Bambita renunciando á escribir un toros que he mafado yo esta tarde? prólogo que el autor le pidió. No nos extraña, porque va á ocuEl libro de Cocherito se guardará, rrir algún día qtie no vamos k saber O PARA E L A Ñ O PRÓXIMO s. la temporada toca á su fin y lo que no se ha hecho sin hacer está; pero no estaría de más que lo mismo la Empresa que las autoridades, procuraran para el año próximo que el reglamento se cumpliera, si no en todas sus partes, que sí debía ser, por lo menos en muchos detalles que no cuesta trabajo grande cumplirlos. Ha tomado ya estado, y no debe ser así, el que ni, por casualidad piquen una tarde los picadores que se anuncian en los carteles y no hay por qué no hacer un aviso con los