Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA CHISTES NI LCCO NI T O N T O RENGLONES CORTOS SALIENDO DEL TALLER i Qué gozo, al anochecer, fn caballero se incomoda con su. me produce siempre ver, criado y le dice: alegres j bullangueras, ¡Esto es intolerable! O tú e tás á las chicas costureras loco ó lo estoy yo. cuando salen del taller! ¡Ah, señorito! -contesta el inVan con su porte sencillo, terpelado no le creo á usted capaz luciendo airosas el talle de dejarse servir por un criado de- y vistiendo de trapillo. mente. ¡Son las reinas del ovillo! ¡Son las que alegran la calle! UN J U P A M E N T O Yo que, sin ser un abuelo, ya perdí las ilusiones, n limpiabotas va á declarar como siento inexplicable anhelo testigo en una causa criminal. ¿Jura usted decir la verdad? -al verlas en ocasiones cómo nos toman el pelo. preguntan, según costumbre. Risueñas y alborozadas- -Si, señor. Yo la haré brillar, y riendo á carcajadas, omo corresponde á mi oficio. van dejando en derredor UN E S T R F N O muchas almas incendiadas por el fuego del amor. ¡J n autor dramático vuelve de una Ellas se llevan la palma, provincia, adonde fué á presen- y yo. por mirar su talle, ciar el estreno de cierta obra sup pierdo á menudo la calma, ¿Qué tal? -le p r e g u n t lui porque, al alegrar la calle, amigo. también me alegran el alma. ¡En provincias son unos bárbaAl contemplar sus primores ros! Silban desde el primer acto, no hay quien no las eche flores, i y así no hay éxito posible! y, en esa amorosa lucha, detrás de los mostradores EL OFICIO de los comercios, se escucha 1 OS guardias llevan á la Comisaría más de un suspiro lanzado á un sujeto en plena borrachera. por algún enamorado- ¿Cuál es su profesión? -le pre- que las quisiera seguir, guntan. y que, i ay! está aprisionado- -Pintor de letras. por la vara de medir. -i Ah, vamos! ¡Por eso va usEn tan agradables horas ted haciendo eses por la calle! yo siempre encuentro hechiceras, incitantes v habladoras, LA A C T I T U D lo mismo a las chalequeras que á las ribeteadoras. pjntre pintores: Por todas siempre he sentido ¿Preparas algo para la próentusiasmo sin igual, xima Exposición? y en los tiempos que he podido, -Si; un cuadro que representa á mi afición ha recorrido una lavandera. todo el gremio del dedal. ¿Y en qué actitud la pones? Ocurrentes y geniales, -Tendiendo los brazos. -Más valdría que la pusieras ten- juguetonas ó formales, yo las seguía ia pista diendo la ropa. cuando no. estaba en la lista de las personas formales; LOS GUANTES pero ahora... ¡ya no hay de qué! r u r a n t e una disputa, uno de los pues si las floreo sé contendientes se quita un guante que me expongo á que haya alguna y se lo arroja á su adversario, di- que me diga, inoportuna: iéndoIe: ¡Qué guasón es don José! ¡Ahí tiene usted mi guante, caY... ¡ay! eso... aunque el corazón ballero! ¿Qué rae contesta usted? ya va perdiendo el compás, -Que espero el otro, para poner- es una desilusión... me el par. i Cuando á uno le dan el don, ya no debe esperar más! LA M I S M A COSA Quien sabe bien su oficio tiene un tesoro. ABOUD- TALEB. U El amor es el encanto de la juventud; en los viejos es el crimen. ARÓLAS. La esperanza es la convicción de una conciencia tranquila. GIRÓN. u El símbolo de la vida humana es una cruz cubierta con una guirnalda de rosas. FEUCHTERSLEBEN. ¿Cómo vivir en paz consigo y con los otros? Sufriendo y absteniéndose. EPIRESTO. El honor es lo mismo que la nieve una vez perdida su blancura, ya no puede recobrarla. DÜCLOS. Es de más valor la honradez y el talento que la riqueza. DRYDEN. Los que desprecian á la mujer no la comprenden. BASORA. De la calumnia siempre queda algo, BACON. Cuanto más cruel es el señor, más vil es e! esclavo. CHATEAUBRIAND. Ninguno debe obedecer á los que no tienen el derecho de mandar. CICERÓN. PARA S E R HER- MOSA n o e s suficiente tener la tez fresca; es preciso tener un cuidado exquisito y diario con el cutis del rostro y de las manos. El me 3 o r producto para este uso, es la CREME SIMÓN, cuyos cincuenta años de éxito han consagrado su valor higiénico. Con este excelente producto no deben emplearse otros polvos que los POLVOS DE ARROZ SIMÓN, de violeta ó heliotropo. 1 J n amigo íntimo de un matrimo nio interviene e n una d e sus disputas, diciendo: ¿Pero por qué os lleváis tan mal? ¿Es que siempre queréis lo contrario uno que otro? -No- -contesta el marido- Los dos queremos siempre 1 o mismo... ¡Hacer nuestra santa voluntad! JÓSE R O D A O PENSAMIENTOS Las aguas hurtadas y los deleites prohibidos saben más dulces, y el pan tomado ó escondido sabe m á s sabroso. SALOMÓN. Especiales para el tratamiento y curación de las enfermedades del estómago, hígado, vías urinarias, anemia y oloroanemia y para el artritismo y la diabetes. Temporada oficial de Otoño: 1. de Septiembre al 15 de Noviembre. Depósito central: Sagasta, 14. flGUaS DE MaRMOLCJO Neurastenia, anemia y debilidad general, su curación con el Miogenol: 5 ptas. farirs