Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Puerto de Navacerr ada Fot. González Nayacerrada desde Camorrltos. Pot, Arche. las, diseminados en la inmensidad del paisaje mitológico, ramonean en aquellos prados saturados de perfumes, mientras los pastores, vestidos con pieles de cordero, quietos y silenciosos, apoyados en sus cayadas, en actitudes severas, semejan figuras bíblicas arrancadas de un libro de oraciones... Guadarrama debe mucho al Club Alpino Español, agrupación entusiasta cuyo objeto fundamental es desarrollar la afición á los deportes de montaña, pero que conjuntamente realiza estimable labor científica y es valioso auxiliar del Instituto Geográfico y Estadístico, que le ha cedido los aparatos necesarios para instalar cerca de Navacerrada un Observatorio Meteorológico, el más alto de España. En la sierra de Guadarrama se conserva el recuerdo de un hombre que vivió como un sabio y murió como un héroe: del llorado teniente coronel Ibáñez Marín, presi- dente de la Sociedad Militar de Excursionistas; del valeroso jefe que perdió la vida por Espaíía luchando contra los rifeños en la campaña anterior. Para perpetuar su memoria, la Sociedad mencionada erigió un monumento en el Puerto del Reventón. En el Guadarrama, en las neveras de los Guarramas nace el río cortesano, el humilde Manzanares, que. al llegar á Madrid pierde su poesía. El lugar predilecto de los excursionistas primerizos, especialmente, es la montaña denominada de Siete Picos, por todos conceptos digna de ser visitada. A la sierra de Guadarrama deben ir todos: los que no la hayan visitado nunca, para embelesarse en la contemplación de aquellos hermosísimos espectáculos de la Naturaleza; los nue ya la conozcan, porque no encontrarán nada más pintoresco ni más agradable.