Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA FRASE Don Andrcí señor de edad es un hombre de honradez a Ha ocupado ir en que pudo í y el pobre hoi no tiene ni un Limpio de tcd y de cuanto n él obra siemp! aunque sea en Pero lo que k es el hecho ir de que sin duc más estropead i Qué histeria y accidentes ií de amputacioi remiendos y e El año sesent; en la estación le atrepelló ur y le seccionó i Apenas restal. de aquel revés que le tuvo un mes seguido entre la vida y la muerte, recorriendo una mañana, en unión de su mujer, la bahía de la Habana en un bote de alquiler, cayó al agua en ocasión de que estaba allí al acecho. un terrible tiburón, y perdió el brazo derecho. En un frontón entró un día á ver jugar á Portal, por quien el hombre sentía predilección especial, y en lo más rudo y furioso del partido, que fué incierto, un pelotazo espantoso á don Andrés dejó tuerto. Estaba otra vez parado el hombre tranquilamente viendo arreglar el tejado de la casa de un pariente, cuando hete aquí que le aqueja otro suceso infeliz: le cae encima una teja y le aplasta la nariz. Tuvo un lorito después; se fué el bicho acostumbrando á picar á don Andrés en una oreja, jugando; pero una vez, al picarle, le produjo una infección, y tuvieron que amputarle la mitad del pabellón. El año noventa y siete se vió el hombre en otro ap- ieto: confeccionando un cohete para jugar con su nieto, la pólvora hizo explosión, y con furor inhumano, le llevó de sopetón cuatro dedos de una mano. Finalmente, el otro día, al dirigirse al café, se le echó encima un tranvía y le dejó sin un pie. Decid con sinceridad si no es justo que me asombre cuando oigo á! a vecindad que don Andrés es un hombre modelo de integridad. ALEJANDRO N I E T O De nuestro Concurso. Lema: Uno del montór T ilmjipi nii w f