Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mTAUdER mm H Únicamente en el caso de que sea necesaria una ligera desinfección, conviene usar agua de Colonia ó esencia de Lavande mezclada con alcohol puro, para quitarle fuerza, procurando dirigir el perfumador hacia el techo, en previsión de que los muebles y las cortinas no recilDan directamente el perfume. Por supuesto, esta operación debe hacerse siempre con los balcones abiertos. En invierno tiene cierto atractivo sahumar la casa y, á pesar de que los higienistas se opongan á ello, como es muy agradable producir un humo que huele bien, mucha gente cae en la tentación de quemar pastillas ó papeles perfumados. Por eso creo que será oportuno y útil á un mismo tiempo indicar algunas recetas para que las lectoras de esta sección puedan fabricarlas por sí mismas, aumentando ó disminuyendo alguno de sus ingredientes hasta que consigan un sahumerio completamente á su gusto. Flores de lavande, 35 gramos; pétalos de rosa, 35 gramos; Iris de Florencia, 30 gramos; clavos de alelí, 20 gramos; benjuí, 20 gramos; canela, 10 gramos. Se pulveriza perfectamente y se mezcla, pasándolo varias veces por el tamiz; luego se guarda en un bote de cristal y se usa echando la cantidad que cabe en una moneda de 50 céntimos de plata sobre un hierro candente. El papel perfumado se prepara empapando una hoja en cien gramos de alumbre disuelto en agua caliente, se deja secar y luego se sumerge en la siguiente preparación: Alcohol puro un litro; benjuí, 35 gramos; extracto de vetyser, 35 gramos; extracto de tuka, 35 gramos; bálsamo de tolú, 35 gramos. Después de seca, se corta en tiras estrechas y largas. DE TIENDAS 1 a presunción sin disimulo es moneda corrien te en la presente época. Antes nadie se daba polvos ni se miraba al espejo fuera de su cuarto- luego se hacía en el coche ó en el antepalco, para lo cual era preciso ocultar en el bolsillo ó en el fondo de la bolsa de los gemelos una diminuta polvera y un espejo; pero como ahora hemos convenido en que es más elegante ser francés, es imprescindible adquirir la polvera ideal que facilita el arreglar cualquier pequeño desperfecto (como, por ejemplo, la nariz demasiado encarnada) en todo momento y lugar. Es de plata, de la forma de un reloj plano, COJT su correspondiente cadena para colgarla en la muñeca, y tiene un espejo en la tapa y los polvos con su borla. 1 J n lápiz es siempre útil y, por lo tanto, convie ne llevarlo á mano. Además es un regalo muy socorrido; pero! a gracia consiste en huir de los conocidos hasta ahora, procurando que el mérito del lápiz no consista en su valor, sino en la novedad. El que me ha inspirado estas líneas es muy mono y reúne las condiciones deseadas. Tiene la forma de los conocidos, más bien chiquito; todo él de plata y con un resorte como el de las llaves de luz eléctrica que se encierran dentro de una perita de madera con un botón de marfil, que al oprimirlo se enciende, y con otra presión igual se apaga. El lapicero tiene su resorte: oprimiéndole, sale el lápiz, y por idéntico procedimiento se oculta dentro del tubito de plata. MUEBLES MODERNOS Comedor, estilo alemán, de maderas incrustadas.