Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
icnn MESA REVUELTA ÜRín 5II AI t 5 ANtXbüTA 5 f ARl ATURAfflTD rae inr- VERDADES Y MENTIRAS PALOMA PRODUCTIVA Délgica es la tierra privilegiada de los amateurs de palomas mensajeras. Todos los domingos se celebran concursos, y en algunos lugares ios obreros consagran la tercera pa. rte de su jornal a tener un palomar lleno de palomas aptas para tomar parte en concursos nacionales é in ternacionales. Si muchos se arruinan, en cambio otros muchos s. e enriquecen. En Lieja la mejor paloma que poseía un aficionado ha producido á su dueño una buena suma en el curso de los cinco años últimos. En 1907 ganó 10.000 francos; el año siguiente, 4.000 francos; en 1900 obtuvo un premio de 6.000; en 1 0, 8.000, y en 1911- -en cuatro meses- -ha ganado 12.000 francos. Es decir, que en cinco años ha producido á su propietario 40.000 francos. NUEVA HRLADORA generalmente, para helar ó refres car botellas de Champagne o ae otro vino cualquiera, se usan unos cubitos en los cuales se pone la botella entre pedazos de hielo. El procedimiento no es malo, pero es imperfecencaja e el recipiente que se quiere enfriar. Claro está que el cubo ha de llenarse de hielo, como los del sistema antiguo. EL PESO PEL TRAJE FEMENINO p r 1 calor de los meses de vera; io fué causa de que algunas damas francesas concurrentes a las renombradas playas bretoiías, indagasen cuáles $o n las piezas de vestir de menos peso. El resultado de sus indagaciones fué el siguiente: Llevando una señora ropa interior cuyo peso no exceda de 780 gramos, un refajo de 400 y una falda de muselina de 550 gramos, además de un sombrero que puede pesar hasta 340 gramos, puede lograr que en verano el peso de sus ropas no exceda de dos y medio kilogramos. Un médico inglés sostiene la opinión de que el peso de los vestidos de una señora no debería exceder jamás de cinco kilos, y que durante la estación cálida puede rebajarse muy bien este peso á la mitad y hasta puede rebajarse más aún. Un traje de la más fina muselina de la India ó de muselina de seda no pesará más de 340 gramos, y de este mismo peso no excederá el refajo de seda japonesa. El peso de la ropa interior dependerá de si es de chiffon ó de seda. Ún sombrero confeccionado con material vaporoso no excederá de 125 gramos. Las damas de la época del Directorio, que sirven actualmente de modelos á nuestras elegantes, supieron en algunas ocasiones, aligerarse, aún más del peso de las ropas. Madame Tallien se presentó una vez en un baile llevando una toilette que no pesaba más que 560 gramos. Consistía ésta en un finísimo traje de seda, recubiertó de dos faldas de gasa de seda, y un calzado de sandalias asimismo de- seda. En aquella época las damas solían hacer determinar minuciosamente el peso de ias ropas con las cuales aparecían en los bailes y saraos. FORTA- TORNILLPS 1 0 os habéis impacientado muchas veées al colocar un tornillo pequeño, pot la dificultad de sujetarlo entre los dedos hasta que empiece á entrar en su- sitio? Pues si queréis evitar que se repita el caso, podéis lograrlo fácilmente con un aparatito que podéis construir vosotros mismos. Helo aquí. Por pequeño que sea el tornillo, os costará poco trabajo fijarlo y ganaréis tiempo en la operación. CAMBiO E ROFESION p r l reverendo Dubley C. Foscher, pastor protestante, quien durante tres años estuvo encargado de la iglesia Universal de Chicago, acaba de renunciar el puesto y ha aceptado una contrata para aparecer como galán joven en una compañía dramática de las que recorren l o s Estados d e l Oeste. El reverendo Foscher declamaba sus sermones tan bien, que su iglesia estaba siempre llena los días que predicaba, y pidió un aum ento de salario á la Congregación, que le fué negado- por falta de fondos. El reverendo entonces se dirigió al empresario de la compañía dramática, que había anunciado en un periódico ofreciendo contrata á un buen actor, capaz de desempeñar papeles de galán joven, y como el reverendo es hombre de arrogante figura y de una dicción perfecta, no le fué difícil contratarse con un sueldo que duplicaba el que percibía como pastor. LA ISLA DE IOS IMBÉCILES to, puesto que deja expuesta á la temperatura exterior la parte superior de la Íx) tella, que, como es lógico, ni se hiela ni se enfría siquiera. Un inventor alemán- -hay inventores para todo- -ha ideado una modificación del cubo helador que resuelve la dificultad. Es un cubo de paredes dobles, como se ve en la figura, que p n Dinamarca, donde la caridad social ha alcanzado un alto grado de perfección, se va á proceder á una curiosa experiencia. Lina asociación benéfica ha comprado la pequeña isla Livoe, situada en el fjord de Lim. y va á construir un asilo para los hombres débiles de espíritu y atacados de la manía de vagabundaje. En la isla de Livoe, los enfermos disfrutarán de un? existencia libre y natural, y los propensos al, vagabundaje podrán errar á sa antojo, puesto que tieneii á su disposición la extensión de 350 hectáreas que constituyen la isla. Ya se le ha dado un noipbre: La isla de los imbéciles.