Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
URIü 5i ÜAhñ 5 ac tender un cable: alrededor del mundo en veinticuatro horas. El proyecto consistía en elevar un globo cargado con eí cable á una altura suficiente: EL T A L E N T O DE LOS LOCOS para que pudiese permanecer inmóvil 1 as maravillosas obras que con fre- mientras la tierra giraba bajo. él. De cuencia salen de las manos ó de éste modo, dejando ir el cable á, mela imaginación de los locos, han fle- dida, que pasaban por debajo ínares y cho pensar á un alienista aleiinán qué. continentes, el éxito sería seguro en los locos debieran ser obligados á tra- las veinticuatro horas justas. Sin embajar, no por su propio beneficio; sino bargOj este mismo loco ha inventado en bien de! a civilización. una raqueta para jugar al tennis, que permite coger la pelota del suelo, sin En opinión del citado doctor, todo necesidad de inclinarse. El modelo; manicomio, es una prisión que encie- está ya, en la oficina de patentes dé rra un gran número de genios, y esta los Estados Unidos y se espera que opinión tiene mucho de cierto. la, s raquetas dé nuevo género estarán Hace cuarenta años, un maníaco en venta el año que viene. encerrado en cierto manicomio inglés Lo que decimos de los locos puede divertía á sus loqueros diciendo que decirse también de los idiotas. Mutenía un proyecto de barco aéreo en chos, de estos infelices, que ó no ha- estudio. La atmósfera- decía- -ejer- blan ó sólo- dicen: palabras incoherence una presión dé muchos kilos por tes, muestran gran aptitud para lá centímetro cuadrado. Yo construiría pintura y e l tallado. Muchos de ellos, un barco aéreo, con una poderosa mkcomo, tanjbién muchos dementes, sorf quina neumática qué extrajese el aire verdaderos genios- musicales; otros. que había encima, y entonces la pre- demuestran: gfr. h habilidad para las sión del aire de debajo lo levantaría niatemáticas; y en algunos se observa inmediatamente. La. idea fué anota- una inexplicable facilidad para medir da como una de las más curiosas que distancias: cón la vista. pueden salir de la imaginación de un E M B U D O PRACTICO loco, y, sin embargo, muchos años después de haber muerto este infeliz, jT uandó sé embotella algún líquido, un genio, el inventor de, la ametralla ocurre siempre que por mucho dora Maxim, construyó un aviador cuidado que se ponga se vierte algubasado en la, misma teoría. na cantidad, por no ser fácil regular De uno de los aparatos empleados la cantidad que debe pasar deL reciacaialmente por las industrias mecánicas, se sabe positivamente que lo inventó uno de los asilados de un manicomio de los Estados Unidos, que hoy está completamente curado y cuyo nombre es bien conocido en el mundo industrial. En la época en que parecía estar peor de la cabeza; pidió unas cuantas herramientas, madera y metal, y trabajando con todo ello día y noche, logró construir la obra que había meditado. Una vez terminada, la hizo enviar á Washington, donde obtuvo la patente de invención, qué más tarde vendió por 250.000 duros. Ningún cuerdo puede comprender la fuerza y extensión de la imaginación de un loco. Las cosas que el loco imagina, son, para él realidades que piente, que se vacía al embudo y de ve, oye y lleva á término. Un loco que éste á la botella. se creyera Napoleón podría ser llevaPero como todo tiene remedio medo á un ministerio de la Guerra é in- nos la muerte, también se ha encondudablemente resolvería cuantos pro- trado un procedimiento práctico para blemas se le presentasen. Algunas ve- evitar éstos derrames innecesarios. ces el resultado sería tan risible como El indica La el plan ideado por cierto loco para sciensaprocedimiento q u e pena de ser per tutti vale la VERDADES Y MENTIRAS conocido. Consiste en utilizar un embudó como el que reproduce el dibujo adjunte con una barra interior suelta, que en su parte inferior tiene un tapón cónico invertido; de goma, y e la superior un anillo. -Cuando l a b o tella se ha llenado y aún queda líqui do en el embudo, se suspende éste levaTitáhdolQ con la! anilla, y aL tirar de ella, el tapón de gOiiia cerrará lá parté iliferior del éinbudo, que podrá trasladarse á otra botella sin verter ni una gota del líquido sobrante. Es sencillo y practico. LADRÓN H I P N O T I Z A D O J í s t e r Luther S. Kauffman, abo gado distinguido de Eiladelfia, se ríe hoy á su vez de lo amigos que, se burlaban de él porqué dedicaba sus ratos de ocio al estudio del hipnotismo. El, lunes: de la semana, pasada le despertó su esposa po. Srque sentía ruido en la sala de su casa, y Mr. Káüífnian se dirigió allí- f- cómpi; óBó! que, efectivamente; había alguien eriaqu llá habitación: Encendió la luz eléctrica y vió, á, n ladrón, á quien ordenó que pusiera s brazos en alto y muy prorito lo tuvr. conipletamente hipnotizado. Como no se atrevía a móyerse pe temor de que el ládrór, saliera de: trancé, ordenó á sti esposa que llama ra por teléfono a l a Policía, y cuand llegó ésta se. encontró al abogado mi rando al ladrón con cara feroz, y í éste cor? los brazos en alto, rígido j completan; ente hipnotizado. Al cabo de media. hora, Mr. Kauffman fué llamado al puesto de Policíapara que hiciera volver én sí al ladrón, pues no habían podido hacerl recobrar el sentido por ninguno dele; rudos métodos que se emplean allí coj los prisioneros cuando se quiere ací u i n r la convicción de que no estar tratando de engañar á la Policía! CHISTES UNA L A P i O A p n t r e amigos: -Te doy el pésame p o r I a muerte de tu suegra. -Muchas graciasi- ¿A qué edad ha muerto? -i A los noventa y cinco años; ¿Sabes lo que lá voy á poner en ta lápida, Tú dirás. ¡PoK U N!