Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS de censurable, y señala EL Bachiller las deficiencias, merced á las cuales no llegó al sitio que pudo ocupar con sobrados motivos, pues que tuvo condiciones para ser ló que luera el que más de su tiempo. De buena gana seguiríamos paso a paso todo lo encerrado én los seis extensos capítulos que forman, el folleto; pero no tenemos espacio para ello ni tampoco debemos quitar al que lo cómprela agradable impresión. que ha de experimentar con la lectura de tan interesiantes páginas, en las que se encierra la vida de uno de los toreros de estos tiempos. Lástima grande, es que en- épocas pasadas no haya habido escritores taurinos que nos dejaran hecha la historia de aq- uellos tiempos, Como quedará la de éstos, gracias á los esfuerzos de unos cuantos que, como el autor de Lagartijo el c iíco. van dejando páginas y más páginas para que en años futuros sepan á qué atenerse los taurófilos. ma de Mallorca el día 4 de Julio de 1909 el que ocasionó á Mqchaquito la cogida niás grave que ha tenido. La cornada la sufrió en la parte anterior del muslo izquierdo; hubo necesidad de hacerle una importante operación quirúrgica, y no pudo volver á torear hasta dos meses y- medio después. en el suelo, pone sobre él los dos pies, cita al quiebro y en aquel sitio clava banderillas si el toro acuáe íbien; pero si lo vé usted alguna vez fíjese en los pies del diestro y verá ccímó sáéa fuera del pañuelo uno dé ellos, el de la salida para marcar ésta, y loiyuélvé al lugar primitivo cuando liá conseguido torcer el viaje del toro- Lo que ocurre es que n 6 puede él espectador mirar al mismo tiempo á Sr. D. F. N. Santa Cruz de Tenelos pies del diestro, al viajé del toro rife. -Nosotros creíamos que se había y al acto de clavar los palos, por lo retirado Antonio Mor eho (Lagartique algunos creen que no los múéveri; jillo) en la plaza de Granada el en absoluto del pañuelo año 1909; pero resulta que el año paLos pases que se dan sentado en él sado toreó en Figueras, y esté año estribo no tienen calificativo espeéial, en Tenerife, con lo qué resulta que más que ese: un pase sentado én el aún no ha dicho su última palabra en estribo Son un floreo en el q ü e d é este asunto. rnuestra el torero pundonor y deseo de aplausos; pero qué no resuelven Alearas y Jiménez, Almoharín nada en aquello para lo que se empler... y (Cáceres) -Ricardo Torres és el y debe eriiplearse la muleta. mismo; lo que le ocurre desde hace tres años es que ha tenido muchas Sr. D. V. M. Toledo. -Sí, señar y cogidas y no puede ningún año cum- tiene usted razón. El que contesta su plir todos sus cofnpromisos. Sus dis- pregunta vio torear en esa píaza dé gustos con: la empresa también le han toros á Gregorio Alonso (elToi a áperjudicado, pues el estar tanto tiem- no) á Cosme González y a Francisce po sin torear en Madrid no favorece Erades (Gangrena) corno espadas de á nadie, Por lo demás, no es ni más ni novillos; al primero, repetidas veces. menos que era antes de encentrarse Por aquéllos tiempos torearon tamen esta situación, de mala sonibra bién én Toledo Lorenzo Quílez, Jopara él. í íío, Galindo y otros, y en corridas Sr. D. É. P. A. Zaragoza. -Las cuadrillas de los espadas por quien pregunta no son fijas á causa de lo poco que tienen que torear. Entre. Bombita IH y Martín Vázquez, el más antiguo es Manuel Torres. Un carlista, Mora. No sabemos si ha habido algún Feijóo natural de esa población. Hubo en Macrid un José Feijóo de la época de Ángel Pastor, Fel pe García, los Ojitos y otros. Era un muchacho que prometía mucho y de ér se esperaban grandes cosas; pero falleció de un ataque de viruela en Diciembre de 1873, cuaiidó- estaba en los prifheros pasos de la carrera. Después, y hace ahora. m ás dé veiñ- te años, hubo ptróFeijc) 0, picador, que tnarchó á América, y allí ádqjjirip carta de tiaturáléza. Si hahkbidp algún otro Feijóo, de. Mora, no- tenemos noticia. Respecto á sus otras preguntas en efecto, hay quién coloca Un pañuelo de toros de feria figuró como sobresaliente Gregorio Alonso, al qué en aquella época se le quería mucho en la imperial ciudad. ¿Que cuánto tiempo hace? Eche usted la cuenta. Todo aquello pasó cuando eb que escribe éstas líneas teñí; quince ó diez y seis años, y ahorestá muy- cerca de los cincuelita; Sr. D. F. L. Ciudad Real. -rAnu: qUe no muchos, sí ha habido algunos toreros en esa provincia. Como notables pueden señalars e Matías Muñiz, que fué un gran banderillero, natural de Ciudad ¡Real: Domingo Vázquez, buen banderillero también, natural d e Manzana r e s Juan Alvarez (Chola) picador d e buen nombre, también de Manzanares, y í ámoh. Agújelas, hijo dé Almagró, íTegular: picador, Este parece que sé llamaba José, pero siempíe se le anunció Ramón en jos carmeles. S n l o s últimos tiemnos, el que más h sobresalido dé ésa provincia ha sido Leandro Sijivhez (Cacheta) AVERIGUADOR TAURINO Dos ñfícionados, Moró M L U Í S Guzmán (Zápaferito) lleva este año toreadas, hasta mediados de Agosto, -unas doce novilladas. Habría toreado más sin la cogida que, sufrió en Sevilia el día 30 de Abril, que le tuvo sin loder trabajar muy cerca de dos meses. En Madrid, sólo toreó una, el día 5 de Marzo. Camarga. Manzanares. -En esta i- iaza torej él Algabeño los días 10 II de Agosto; de 1904, con Ricardo Torres la primera tarde, toros del iiarqués del Saltillo, y con el mismo Lagartigillo C co tó segunda, galado del marqués de los Castelloñes. Sr. D. I. P. Toledo, Londres. L -ogida más grave que ha. sufrido Ro olfo Gaona fué la que le infirió en 1 plaza de Puebla (Méjico) un toro e la ganadería de Trasquila, el lía 30 de Diciembre de 190 S. Fué en jxi muslo y de doce centímetros de profundidad. Fué un toro de la ganadería del Saltillo el que sé jugó en cuarto lugar én la corrida que se celebró en Pal-