Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jcn Cl MESA REVUELTA URín 5 íDiAhL 5 ANÉ: CbüTA CARl ATUK 5 g. C r- Ti- j yor rendimiento y para domesticarlas, pues en una semana cambia las costumbres de las abejas más refractarias. Algunas veces ha regalado á algunos apicultores reinas producidas en la colmena formada por su pieírna, y dicen éstos que si quisiera ser rico no tendría más que dedicarse á esa especialidad. Las abejas que lleva consigo Denisson le obedecen en una jEorma que llama la atención, pues salen de la pierna en la forma que él quiere, y cuando las llama, aunque estén libando, abandonan la flor para obedecerle, y atacan á quien él las indique. Denisson fué puesto en libertad en cuanto la policía se informó de sus antecedentes, pues un apicultor de Qeveland se ofreció á prestar cualquier fianza que se exigiera por ponerlo en libertad. Lo más raro del caso es que Denisson no acepta dinero de nadie por sus servicios, y que no ha habido forma de que admita una colocación permanente en ningún apiario, pues dice que al cabo de un mes de estar en un lugar siente necesidad imperiosa de irse á otro sitio. X a pierna colmena acostumbra á ponerla en la misma cama en que duerme. TORNILLOS FIJOS Concurso literario de Blanco y Negro, A dvertimos á los autores de artícu los y composiciones no admitidas, que pueden recoger sus originales, Conforme se indica en las bases del Concurso, hasta fin de Agosto corriente en la Secretaría de BLANCO Y NEGRO, todas las tardes laborables, de tres á siete. Pasada esa fecha, los trabajos no recogidos serán inutilizados. VERDADES Y MENTIRAS COLMENA AMBULANTE gunos días de 104 grados Farenhert. En Salt Basin, Death Valley, el termómetro llegó hasta 140 grados F a renheit, y todos los habitantes tuvieron por fin que abandonar aquella región. Según declaran- los habitantes, durante diez días el termómetro no bajó de n o grados, y la noche que precedió al día en que resolvieron abandonar la región, 4 media noche el termómetro registraba 112 grados, y las grietas que se habían formado en la tierra eran de cuatro á cinco pies de profundidad. Comparado con esas temperaturas, el calor que hizo en Madrid resulta fresco. SUJETA- CAJONFS í ark O. Denisson, un vago qíie re corre los Estados Unidos, acaba de manifestar s u gran inteligencia para la apicultura. Dos policías le encontraron durmiendo en Wade Parki en Cleveland, Ohio, y cuándo intentaron arrestarle, lanzó contra ellos una colmena que lleva en una ijieriia de madera que usa, pues es cojo. Los dos policías, al sentirse atacados por las abejas, se dieron á la fuga, llamando á otros con sus pitos, y al cabo de una hora Denisson se encontraba rodeado por tiíios cuarenta policías, ninguno de los cuales se atrevía á acercársele. Por fin llegó un capitán, con el cual Denisson convino en ir á la estación, y á una señal suya, todas las abejas, que revoloteaban á su alrededor ameiiazadórámenté, volvieron á entrar en los pequeños agujeros de su pierna de raa: dera, que les sirve de colmena. Denisson explicó en la estación que- s muy aficionado á la miel de abejas, que para poder comerla cada tres ó uatro días lleva la colmena consigo, lues cree que? e moriría si no la co. niera. Después se ha averiguado que Denisson es considerado como la más alta autoridad en apicultura de aquel país, y que todos los dueños de apiarios en los Estados IJriidos deseah sus visitas, siendo tratado á cuerpo de rey en cuanto llega á c ualquiera de ellos, por el perfecto conocimiento que tiene en esa materia y la habilid a i que manifiesta en todas sus indicaciones para que las abejas den ma- A quien no le ha sucedido alguna vez, al abrir un cajón que esté holgado, sacarle completamente de su sitio y dejar caer al suelo cuanto contiene? El caso es desagradable, pero U e aquí un procedimiento sencillí simo para impedir que sean desatornilladas y robadas las placas de metal ó hierro esmaltadas que se colocan en las puertas de tiendas y casas para anunciar comercios, indus- se puede evitar fácilmente. Basta para ello colocar en la parte posterior interior del cajón una lengüeta de madera que sobresalga un centímetro de su borde. Al abrir el cajón, tropezará la lengüeta con el marco delantero del muelle é impedirá qu el cajón salga por completo, como en ía fij- i- trias ó profesiones. Basta para ello limar á la izquierda de la hendidura los tornillos que han de emplearse para sujetar las placas. Con esta sencilla operación será fácil atornillarlos, pero dificilísimo desatornillarlos. PESPOBLADQ. POR EL CALOR Fi 2 ra I. La- figura 2 indica! a forma de colocar la lengüeta. LADRÓN SALVADOR I a terrible temperatura que hemos padecido durante la quincena pasada, resulta insignificante cuando se la compara con la que han tenido que sufrir los habitantes del antiguo desierto de Mojave; en California, donde el termómetro no bajó durante al- rarias familias que residen en él edificio de E m i 1 Wunsch, en Brooklyn, deben su vida á un ladrón. Alguno de los inquilinos dejó abierta la llave del gas del alumbrado, y las emanaciones de éste hicieron perder el conocimiento á todas las personas que vivían en el piso. A media noche, un ladrón se introdujo en la casa, y creyéndose- solo en-