Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
escrutadora inflamada en no sé qué misteriosa sabiduría. Súbitamente siento brotar en mí cierta conmiseración hacia la instancia, que, si hasta entonces no era sino una de las del lote que á cada español, según su clasificación, le corresponde, véola trocada en tal momento, en que es sometida á tan brutal inquisición, en un hijo entrañable tratado sin misericordia. No por esto dejo de comprender que me hallo vis á vis de un genio excepcional en una difícil especialidad; talento de singular sagacidad estratégica en el campo burocrático. Luego, cuando se digna dirigirme su palabra suave, impregnada en meloso acento, como corresponde á su serena clarividencia, siéntome como arrobado en el divino don de la gracia. -Pollo... usted me perdonará que le diga, que... me permita indicarle, varias faltitas que he encontrado en mi lectura á la ligera, que, claro es... no son de gran monta, más bien inadvertencias, pero que hacen incursable el escrito. Y frúncense, temblorosas, sus enmarañadas cejas, decoro de las anchas cuencas, en cuyas órbitas giran plácidos sus dos tremendos globos oculares de miope casi cegato. -Cierto que- -proseguía- -no son errores de gran entidad, pero... Vamos... Yo le aconsejo que rehaga el escrito. Fíjese: esta súplica no es oficialmente respetuosa; la fecha debe ir en letra; sólo cita usted el capitulo 4. última edición. (La anterior se recogió por stis muchas erratas. Aténgase en cuanto se refiere á la segunda parte de su escrito, á lo dispuesto en el primer suplemento al reglamento reformado de 1: 903, sin perder de vista (Covarrubias baja la voz y alza el brazo é índice derechos) varias acordadas del Supremo pertinentes al caso, así como el espíritu de) de Mayo del año próximo pasado. Repuesto de un ligero vértigo que me hace trasudar algo por la frente, á causa de aquel empujón de sabihondez, entre agradecido y atontado, se me ocurrí preguntar al Sr. Covarrubias sobre la posibilidad de que se hallaran ya en aquel centro, los documentos solicitados en mi instancia. -i Ah, no! (Covarrubias afirma como un poseído. No es posible. La información de cuyas resultas ha de obtenerse el escrito que usted solicita, exige para ser evacuada mucho más del tiempo transcurrido desde que... Echo mis cuentas y en mi ignorancia sospecho que ha pasado con creces. Mas ¿quién se atreve, después de lo ya dicho, á ponerlo en duda? Pues ¡dudé! lo j u r o y con audacia inaudita desde que el mundo es mundo, tuve suficientes arrestos para... rogarle á aquel coloso que se preguntara en otras mesas por el seguramente improbable paso de mis documentos. ...Y vino Gutiérrez, el subalterno segundo, trayéndonos la infausta nueva de que el expediente informativo, no sólo había entrado en la casa, sino que es- número de la Gaceta y es necesario citar también la página. Cierto que aún pudiera pasar con estas incorrecciones. Mas, por otra parte, no viene extendido en regla, y, bien mirado, no sé hasta qué punto podría ser cursada por la autoridad á quien usted se dirige. -Gracias, mil gracias, señor Covarrubias. Ahora deseo conocer su valiosa opinión acerca de si, una vez admitida la instancia, podrán resolver que... ¡Ta, ta, ta! Esa es otra gaita. Entremos en el fondo de la cuestión. Entiendo que nada conseguirá usted poseyendo la copia que pide pues su valor queda anulado por una disposición posterior á la que usted cita. Conviene que, previamente, se entere usted de lo que prescribe el reglamento de 15 de Mayo de 1901, inciso i. del apartado 2. del artículo 3. del Dibujos de Medina Vera taba registrado, informado, providenciado y mandado archivar, y, ¡qué sarcasmo! acaso, acaso, en aquel mismo negociado... Yo, Gutiérrez y Covarrubias (su superioridad burocrática estaba á mis pies) requisamos la mesa y ¡oh, dolor! allí mismo, bajo la propia salvadera del insignificante Covarrubias descubrió Gutiérrez el expediente buscado, frontero de la última novela de Trigo, calentita, esperando el cortapapeles. SANTOS R U B I A N O De nuestro Concurso. Lema: cEl humorismo es la sal de la vids