Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mnudER mm H Las sedas negras se limpian con alcohol rebajado que no tenga más de 45 grados. Se coloca la tela sobre una mesa, se moja con una esponja empapada en alcohol, se frota con un pedazo de franela blanca y se plancha por el revés, interponiendo una batista. Los tejidos negros de lana se limpian por el mismo procedimiento, empleando café muy fuerte en vez de alcohol. Las sedas de tonos obscuros se limpian como las negras, y las de colores claros j a he dicho que se lavan como las blancas; pero puede añadirse, para evitar que se decoloren ó para reteñirlas, si el sol ó el aire del mar las hubiesen estropeado, una de esas bolas que se usan para teñir las batistas, y que hay en toda clase de colores, procurando aumentar la dosis ó disminuirla hasta conseguir el tono justo que se desee obtener. Otro día hablaremos de la limpieza de encajes y tules, de buen gusto, es que el mobiliario de villas ó cottages no se parezca absolutamente en nada á las casas de la ciudad. Si se habita cerca del mar, será prudeiite elegir objetos que no se deterioren fácilmente. Las telas, sobre todo, deben de ser de tintes finos, porque aunque se evite cuidadosamente que les dé el sol, solamente el aire salino bastará para decolorarlos. Durante muchos años se han tapizado todas las villas de Normandía con una tela llamada andrinople, de tonos rojos, y hasta ahora no se han convencido de su error. El encarnado, como todos los colores vivos, pierde mucho y se pone horrible y amarillento. Él que quiera poner su casa bonita, que pinte todas las paredes de blanco y haga las cortinas de igual tono en hilo gordo con encajes de Almagro. Volviendo á ocuparme de los detalles para arreglar la casa de campo, aconsejo que destierren las argollas y varillas de bronce ó de cualquier otro metal para sostener los visillos, porque aunque sean muy buenos adquieren al propio tiempo un aspecto viejo (no antiguo) muy feo. En cambio, las varillas y argollas de cristal son muy limpias y armonizan con los tonos claros de toda l a casa. Se sujetan por medio de unos tornillos, cuyas cabezas, están cubiertas con gruesas bolas de cristal tallado ó hso. DE TIENDAS i p siíií. ios en el momento á propósito para embe llecer las casas de camoo. Lo primero que se debe tener en tucuta para que la restauración sea J íte M U E B L E S MODERNOS Cuarto rmltori para n i ñ o s m o d e l o d e l p r o l e s o r G. W i c k o p De la revista Deutsche Kunst und Dekoration de Viena,