Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS TAURINAS tomó parte en él y mostró ser un hombre, en la verdadera acepción de la palabra, á ello le obligó un sentimiento noble y honrado, no el instinto de matonismo ni el afán de baratería, que á tantos lleva á los mas repugnantes espectáculos. Los que conocen á Bonarillo saben que es de los que van donde haya que ir, sin que nunca haya pensado en el peligro, en lo que en lances con los hombres tiene relación. Dos cocheros de un punto de carruajes de Sevilla comenzaron á reñir un día por cuestiones del oficio, por haber quitado uno á otro un servicio ó por algo insignificante, que realmente no merecía la pena para que dos hombres trataran de dirimir la cuestión con las armas en la mano. Después de dirigirse los más groseros msultos, sin olvidar las familias respectivas, echaron mano á las navajas, y furiosamente trataban dé acometerse. Las mujeres de la vecindad córáenzaron á gritar, horriblemente impre sionadas por espectáculo, de dos hombres próximos á matarse: ¡Socorro! íGuardias! ¡Que s e matan! Estas voces escuchó Bonarillo, que pa; saba cerca de áq uel lugar, y aceleró el pa, so con el deseo de inteí- venir para apaciguar la contienda. Lo primero que hizo al llegar fué dar un empujón á cada lino de los combatientes y separarlos, para seg iidamente reconvenirlos y decirles que dos hombres trabajadores como ellos nO sé debían matar como perros, por muy grave qué fueira la cuestión que tuvieran pendiente. Por d e prorito quedaron ambos como estupefactos al ver al torero cómo se interpuso entre ellos; pero repuestos dé la inipresióh, parece que hasta se pusieron d e acuerdo y trataron de acometer con Icis aceros al espontáneo pacificador. Esto ya no lo toleró er valiente Paco Bonal, quien siempre ha llevado un bastón fuerte para utilizarlo eh pasos imprevistos. Enarboló éste, y tirando á las cabezas de los áutomedontes, comenzó á repartir leña, y un ípalo en la cabeza, otro en un brazo, cayeron las navajas al suelo y huyeron los combatientes con sus buenos- coscorrones, que hubieron de cuirar; en la respectiva Casa de Socori- oi Los guardias cómo siempre, llegaron tarde, y sólo encontraron al torero, que con su Üecisión había evitado una tragedia, y á unas cuantas personas qué habían acudido al ruido y ensalzaban su conducta. Bonarillo, se marchó tranquilo, y si cien veces pasó por allí, jamas se atrevieron los cocheros á decirle una palabra. Verdad es que llevaba el bastón. AVERIGUADOR TAURINO Mondejar, Santander. -Nos pregunta usted si han toreado como novilleros más corridas Machaquito ó Vicente Pastor. La contestación exacta no es fácil, gues los años primeros de novilleros es muy difícil conocer los pasos de los diestros. Muchas corridas ae novillos se celebran sin que después se tenga noticia de ellas, y no se puede llevar la nota exacta, completa, para hacer afirmaciones rotundas. Vicente ha estado de novillero más tiempo que Rafael, p ies desde el año 1895 que toreó como estoqueador de becerros seis corridas, siguió hasta fin de la temporada de ipo 3, ó sean ocho años, en los que mas ó menos toreó algunas corridas. Ma cha ce empezó á rodar por esas plazas de toros el año 1896, y al finalizar la temporada de iQoo se hizo espada de alternativa fuego sólo duró cuatro años de novillero. -El madrileño toreó el 1896 seis novilladas como matador; el año 1897, siete; en 1898 toreó en Madrid como novillero el día 13 de Febrero, y aquel año trabajó en esta plaza otras dos veces más. En Carabanchel toreó aquel año buen número de novilladas y algunas en las plazas de provincias, pudiéndose calcular en unas 15 el total de las que toreó en aquella temporada. El 1899 sólo toreó en Madrid una novillada, el 23 de Enero, y hay que reconocer que en aquella época la empresa madrileña parecía que le había declarado el hoiccottage, lo que le perjudicó mucho, pues apenas había ocasión para que su nombre se publicara, y pasó el hombre muchas fatigas injustificadas. En provincias y algunas plazas del extranjero toreó algunas; pero sin llegar al número que ya por sus méritos le debían dar. r Ya en el 1900 fué otra su labor, y aunque en Madrid no toreó más que las novilladas del o de Septiembre y 4 de Noviembre, se dio á conocer en las plazas de Sevilla, donde toreó dos corridas, en la de Logroño, en la de Jaén, en la de Bilbao, en la de Valencia y en algunas plazas más. Los años 1901 y 1902 fueren francamente buenos oara el Chico de la Blusa, pues en el primero tomó parte en cerca de 30 corridas, y en el segundo, hasta el 21 de Septiembre aue tomó la alternativa, llegó á torear 36 novilladas. Esta es la campaña noviUeril que realizó Vicente Pastor sin que se pueda fijar el número exacto de novilladas que toreó; pero por las notas anteriores, puede usted sacar el número muy aproximado á la verdad. Machaauito, después de haber r o dado por las plazas de las provincias de Córdoba, Jaén, Ciudad iR al y otras matando a! lgunos tiovJílos, se formó la cuadrilla en que eran espadas Lagartijo y él, y torearon, algunas corridas H año 1 7 pero á poce marchó á Castilla la Vieja, donde, con Revertito, Gallito, Reondo- y su paisano Lagartijo, toreó buenv numero de funciones. Afl año siguieníe se reorganizó la cuadrilla con- su paisano y tocayo, y antes dé debutar en Madrid torearon algunas. Hasta la fecha de su presentación en Madrid no se puede fijar con. exactitud el número, sino deducir por cálculo. Después del 8 de Septiembre de 1898, que fué el día del debut en esta plaza, tenemos anotadas hasta 90 novilladas toreadas por Macheteo hasta el 16 de- Septiembre de 1900, en que se doctoró- en a. plaza madrileña. Es cuanto podemos decir á usted respecto á lo que han toreado como novilleros el de Córdoba y el de Madrid. Sres. M. B. (hijo y R. L. Brihuega. -Oficialmente, ao se ha retirado de la profesión el matador de toros José García (Algabeño) pero este año sólo ha toreado una corrida en Burdeos. La Reverte dejó de. torear forzosamente cuando, hace más de tres años, se publicó la Real orden prohibiendo que toreasen las mujeres. El espada que mas corridas ha toreado en Madrid en el año actual ha sido Vicente Pastor, que ha toreado en II. No sabemos con exactitud la edad que tenía Tomás Alarcón cuando empezó la profes. ión. Lo que sí sabemos es que empezó á popularizares después de haber prestado servicio en el Ejército. Tres amigos del café Español, Granada. -La- corrida mixta que torearon en esa plaza Vicente Pastor como espada de- alternativa, y José Moreno (Lagartijillo Chico) como novillero, se verificó el día 12 de Abril del año 1903. Los toros eran de la ganadería de Surga; los cuatro primeros para Vicente, y los dos últimos- para el joven granadino. Toreaba éste por primera vez después de la grave- cogida que había sufrido en la píaza madrileña el día i. de Marzo de aquel año, y en cuanto comenzó á jpasarde muleta se notó que no podía salir del compromiso; dio tres pinchazos ál primero de los novillos- a él destinados, y tuvo que retirarse á la enfermería por haber sufrido un colapso. Los dos novillos los remató regularmente el sobresaliente, Francisco Lastras (Boabdil) Respecto á si eii esa plaza ha toreado Vi- cente Pastor alguna novillada con picador- es, no les podemos contestar a ustedes de ima manera concre: ta, pues no lo- -sabemos con exactitud.