Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m nuiJER iia msn gusto de tener rosas todo el año. Yo las deseo que gocen de su aroma y que no encuentren ninguna espina. Las personas que no puedan estar en la época de las rosas en sus fincas de recreo, podrían disfrutar de las flores si hubiese medio de embalarlas en buenas condiciones; pero, generalmente, de cada docena llegan estropeadas seis ó siete, y da verdadera lástima haberlas cortado para verlas morir. Por el siguiente procedimiento se consigue transportar las rosas á grandes distancias sin el menor deterioro. Se escogen las que estén entreabiertas solamente y se colocan en una caja de madera sobre hierba fresca cubierta con papel de seda, bastante cerca unas de otras para que no se muevan con el traqueteo del tren. Entre cada tallo se pone un pedacito de hielo del tamaño de una avellana, bien envuelto en algodón en rama. El hielo se irá derritiendo poco á poco y humedecerá el algodón lo suficiente para conservar las flores frescas sin que se marchiten, si se sabe graduar el tamaño del hielo y la cantidad del algodón, calculando el tiempo que van á estar encerrada Este mismo procedimiento puede emplearse para enviar toda clase de flores, por delicadas que sean. Espero aue mis lectoras pongan pti práctica alguna ue c: Lab msirucciones y se procu ei. ei DE T I E N D A S ntre las mil que ocupan E rates, una defantasías nuevas, y quelos escapalas más parece haber sido del agrado del público, es el originalísimo cinturón de bramante. Parece que debe de ser muy burdo, algo poco elegante, y, sin embargo, tiene cierto chic de buen tono, usándolo naturalmente con un vestido de hilo crudo. Tiene unos seis ó siete centímetros de ancho; rodea la cintura y cae por delante hasta el borde de la falda. Está hecho sobre unas trencillas muy finas que permiten colocar el bramante formando un dibujo compacto que parece una pasamanería de gruesos cordones. Con un bordado de igual género se adorna el escotito de la blusa japonesa y el final de las mangas. Debe armarse al aire para quitarlo con facilidaa cuando se lave el vestido, porque si se moja se estropea. MUEBLES MODERNOS A l c o b a para s e ñ o r i t a m o d e l o del Prol. G. Wlchop. De l a revista Deutsche K- unst uml Dekoration de Viejia.