Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Y N Boulogne- sur- mer s e acaba de inaugurar un monumento á los hermanos Coquelin, glorias de la escena francesa, cuyo recuerdo será imperecedero. El pueblo donde nacieron, que se enorgulleció siempre recordando este timbre honorífico de su historia, ha querido perpetuar la memoria de los famosos actores consagrándoles este monumento, que recordará á las futuras generación e s a o sólo la gloria de estos artistas, sino también el cuidado que en su conservación puso Boulogne- sur- mer, que fué su cuna. El monumento es obra del celebrado escultor Augusto Maillard, y figuró en el último Salón de París, siendo muy celebrado por la crítica y por el público. Representa á los dos hermanos en un ensayo íntimo. Constant Coquelin, apoyado sobre el Cadet, recita con su gesto favorito, y Cadef le escucha satisfecho y sonriente. Entre ambos se levanta un busto de Moliere, simbolizando la inspiración común á los dos hermanos. El. día de la inauguración del xnuii ii ivui, y fué de fiesta monumento á los hermanos Coiinelin. m a y o r en Boulogne- surmer. Hubo en el. Casino un banquete, presidido p o r e l alcalde, y después se verifi. có la ceremonia, á la cnic asistió numeroso públi c o que aplaudió con entusiasmo los discursos. Estos fueron uno del alcalde, monsieur Perón; otro del presidente de la Sociedad de Autores, y otro del subsecret; irio de Bellas Artes, Mr. Dujardin- Beaumetz, que llevaba la representación del Gobierno. Jules Claretie, el viejo director de la Comedia Francesa que fué el hogar artístico de los Coquelin, ncj pudo asistir al acto y envió unas cuartillas, que fueron leídas entre grandes aplausos. Por la noche se celebró en el teatro del Casino una función de gala, donde no faltaron las poesías, entre ellas una de Rostand. Como recuerdo de e s t a fecha se han repartido doscientas reproducciones d e una plaquette en bronce plateado, con el característico perfil de ambos hermanos, obra del mismo Maillard. Boulogne- sur- mer ha rendido, pues, un tributo sincvro y entusiasta á dos de sus hijos más ilustres. El público escuchando los discursos en el momento de la Inauguración. Fot. Trampus.