Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Córtese por esta raya. LEYENDAS ESPAÑOLAS J I M E N A B LA 2 Q U E Z Avila, que fué llamada ciudad de los caballeros por los muchos que ganaron prez y gloria con sus hechos, para ayudar al Monarca á conquistar otros reinos envióle sus caudillos, jinetes y ballesteros. Mas sabedores los moros rechazados de Toledo, que su murado recinto no lo guardaban guerreros, corrierQn á conquistarla con Un numeroso ejército, esperando entrar en ella triunfantes á poco esfuerzo. Nunca ocasión más. propicia soñaron los agarenos para uña fácil victoria como en aquellos momentos. Las murallas almenadas que á la ciudad daban cerco, las ochenta y ocho torres fuertes contra todo asedio, si fueran inexpegnábles defendidas por guerreros, estando sin defensores se escalarían bien presto. Cuando en Avila se supo que se acercaba el ejército de Abdallah Alhazen, la angustia asaltó todos los pechos, i Qué resistencia opondrían mujeres, niños y viejos? En semejante conflicto sé congregó todo el pueblo, y en vista de hallarse ausente, con los moros combatiendo, don Fernán López de Trillo, que ejercía su gobierno, su esposa, Jimena Blázquez, de ricas hembras modelo, quedó por gobernadora por el voto del Concejo. Y aquella dama, entregada á sus deberes domésticos, y hasta entonces bien ajena á varoniles empleos, dóbil mujer que tenía la timidez de SU- sexo, sintió dentro de su alma aquel sacrosanto fuego del patriotismo que enciende el corazón, de los buenos. Y convocó- á los vecinos, reanimando su esfuerzo, hablándoles de socorros por Ségovia y por Arévalo; mandando encender hogueras para que los agarenos notaran como señales de lucha en puntos diversos, y en las horas de la noche mandaba á los trompeteros á tocar por los caminos cual si llegaran refuerzos. Y vistiéndose la dama los varoniles arreos, y obligandtí á las mujeres á que siguieran su ejemplo, tocáronse todas ellas con varoniles sombreros para que no se notaran sus femeniles cabellos y fueron á las almenas; y al ver los moros cubiertos los muros de defensores, del asalto desistieroni En memoria de aquel rasgo de patriotismo y dé ingenio. Avila tuvo en su escudo por blasón cinco sombreros. H. ANÉCDOTAS INFANTILES UN REC U E R D O prd son, el célebre inventor á quien se llama el rey de la electrici dad, empezó sü vida trabajosamente. Tanto, que á los once años era vendedól de periódicos y se dedicaba á ejercer su pequeña industria en los trenes. No todo el mundo; conocería este detalle si él mismo no se encargara de divulgarlo; porque, como todo, hombre que se ha ganado á pulso la vida, tiene orgullo en proclamar los trabajos pasados. Los, Vendedores de periódicos de Nueva York- han fimdado un Casino, donde se reuneh para pasar el rato y para tratar de sus asuntos. Este Casino, cuyos socios tienen á gala exhibir el nombre de Edisson, su antiguó compañero, celebró hace poco una sesión en honor de otro ex vendedor de periódicos, que hoy es un personaje de muchos millones VM. Barney O Neill. A la sesión fué invitado también Edisson, el cual les dijo: Yo he trabajado siempre y sigo trabajando. Jamás he desconfiado del porvenir y nunca he perdido el buen humor, que me parece indispensable para sostenernos en los momentos más difíciles de la vida. Cuando empecé á vender periódicos, pasé algunos ratos muy malos, porque éramos muchos vendedores y yo desconocía algunas triquiñuelas del oficio. Pero un día, un solo día, me compensó de las amarguras anteriores. Habíanse declarado en huelga numerosos obreros y se temían serios desórdenes, por cuyo motivo los periódicos publicaban grandes informaciones, aumentadas en cada nueva edición. Yo no quise imitar a mis compañeros, que Se contentaban con vender las primeras ediciones; fui á comprar las que iban saliendo, para lo cual hice viajes incesantes déla estación á las redacciones... í Aquel día de huelga trabajé atrozmente... Pero mi esfuerzo quedó recompensado. ¿Verdad que aunque esto iba dedicado a. los- vendedores de periódicos, parece que estaba pensado para todo el mundo? -283- i- 269-