Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IPS TOROS NOTAS TAURINAS J HISTORIAS NOVELESCAS LA ESPADA M ESPARTERO que el año 1837, Cuentan en la allá porguerra carlista época que la era causa de la desolación de España, pues forzosamente estaban paralizados la industria y el comercio, ocurrió un hecho digno de ser relatado en estas historias novelescas, por te- ferido estaba Madrid completamente tador de toros Juan Jiménez (Moredesierto; las tiendas aparecían cerra- nillo) patriota y liberal á macha mar. das, y era muy escaso el número de tillo. Con un pañuelo en la cabeza y un péisonas que transitaban p o r l a s fusil, estaba á la puerta de la casa calles. Las anteras estabín rodeadas por número 18 de la calle del León cuanlos milicianos nacionales, quienes con- do el áinfante D. Francisco, que recorría caballo la capital, lo encontró templaban de lejos á los carlistas y y saludó. deseaban tenerlos al alcance de sus- ¿Eres patriota tu también? -le fusiles. preguntó- el infante, Se aseguraba que D. Carlos estaba- -Sí, señor- -contestó; -y estoy disá las puertas de Madrid con un nu- ner alguna relación con la fiesta de toros y haber intervenido uno de los más grandes personajes de España, caudillo liberal á quien el pueblo rindió üñ cSfíñó ¿efcánS a lá adoración. El día. II de Septiembre del año re- meroso cuerpo dé ejército, y la milicia de esta corte, casi la única fuerza que guarnecía la capital, se preparó á resistir á los enemigos. Entré los que sobresalían por su entusiasmo era el entonces popular ma- puesto á dar mi vida por la patria. Dicen que está don Carlos en Arganda y quiere apoderarse de Madrid; hay aquí poco ejército, y los nacionales estamos dispuestos a salir esta noche para ese pueblo. Aquí es-