Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL SECRETO ¿Quieren ustedes, lectores, que íes diga la i erdad? ¿Que sí? ¿Con formalidad? ¿Con forma idad, señores? Es que no vengan después y me pongan en un potro con que si esto ó si lo otro ó con que si es ó no es. Tal vez yo me tome alargas confiando en sus bondades... Y como sé que hay verdades que resultan luego amargas... En í. n, ¿se empeñan? Corriente. Bien está. Pero, un momento. ¿Digo todo lo que siento? ¿Todo? Bien, perfectamente. Me dejan en libertad, ¿eh... Gracias por las mercedes. Caiga, caiga sobre ustedes la responsabilidad! Digo, pues... Vamos, no sé cómo empezar á decir ni cómo he de concluir. ¿Me animan? Pues digo que... Mas, por Cristo, no me atrevo; me horroriza el qué dirán Caramba, temo que van á ponerme como nuevo. ¿Que no? ¿Llaman pesadez á mis temores fundados, y hasta exclaman irritado. que concluya de una vez? En duro trance me veo. y todo por culpa mía. Señor, ¿quién me mandaría sacar la lengua á pasco? Acerqúense. Las paredes oyen, y yo me prevengo... La verdad es... gue no tengo nada que decir a ustedes. RAMÓN BARCO. T c n n c M r o C o n c u r s o r cm. i: M n r t o