Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Córtese por esta raya. UNA E X P O S l Cl ON LOS ARTURO INUtlLES GONTINUACION ARTURO p n Madrid se acaba de celebrar una Exposición de perros, gatosy pájaros que ha resultado mUy interesante, más qiie pop cl número, por la calidad de ejemplares presentados. ¡Que lindos eran algunos... ¡Qué admirables resultaban... ¡Y qué sorpresa producía encontrarse allí con los representantes de ciertas razas, clases y categorías de las cuales apenas si teníamos noticias. Suponemos que todos los lectores de GETÍTE MENUDA habrán visitado la Exposición y disfrutado de sus agradables emociones. Y los que no la hayan visitado, seguramente han visto á los animalitos que obtuvieron los premios en las fotografías publicadas por loá periódicos. Conviene que no se olviden de esto y que piensen un poquito en ello, ya que cl ejemplo de los animales sirve de enseñanza para la vida, como puede verse en las fábulas. En esta Exposición, como, en todas las de su género, sólo se han presentado los animales que pudiéramos decir bien preparados. O sea los que merecían que se les viera por cualquier concepto: por ser de una raza especial, ó de un tipo distinguido, ó de una clase poco corriente. No han acudido, pues, los perros, gatos y pájaros vulgares, que por ser conocidos por todo el mundo, á nadie podrían llamar la atención. Esto debe enseñar á los niños á que. cuando sean mayores, no deben presentarse en nmguna Exposición- -si son artistas, -á ningún Concurso- -si son hombres de ciencia, -como no lleven obras ó no exhiban conocimientos que, por no ser corrientes, merezcan ser exhibidos en público. El que no tenga qué decir más. que lo que dice todo el mundo, debe quedarse en casa; estudiando; Los animalitos premiados ostentaban sus premios con la mayor tranquilidad, como, si tal cosa. Y en esa modestia deben aprender los niños á no ser vanidosos, a no presumir cuando alcancen una medalla, un diploma ó una distinción cualquiera en el colegio. Los animales que nada obtuvieron en la Exposición se quedaron tranquilos y sin protestar ni armar jaleo porque no se les dio el premio á que aspiraban. Lo mismo deben hacer los niños y seguir haciendo cuando sean hombres. Porque hay que respetar á las autoridades que juzgan, y si su fallo se considera injusto, basta con la tranquilidad de conciencia para señalar la injusticia. -2 ao- por tu padre... Pues por esc. Pintada por él... ¡exacta! RAFAEl, Sí que es una cosa tara, porqtle mi padre te pone en las nubes. Ahora acaba de decir á unos señores que están con él en la sala Tengo un chiquillo en mi estudio, que es una cosa que pasma un Velázquez en estado de Canuto. RAFAEL ¡Quién había de decirnos aquella tarde de marras, que curábamos al gato, que üe aquella chiquillada iba á resultar un cuadro con la primera medalla! ARTURO i ¡Tiene gracia! Lo dirá en broma. ARTURO Ya veis si mi padre os debe buena parle de su fama. RAFAEL En serio, chico. Si á papá le encanta como dibujas, y hablando de otra cosa. ¡Cómo tarda tu hermanita! EAFAET. La abuelita la entretiene mucho en casa. Como no puede valerse por sí, tiene que lavarla, vestirla... ARTURO Más le debemos, nosotros, pues por él hay en mi casa pan y mi hermana recibe educación esmerada, y yo tal vez sea artista en el día de mañana. ARTURO Es que tu hermanita es tan buena como guapa, que es cuanto puede decirse. RAFAEL No exageres. ARTURO Para entonces ya veremos las cosas que se preparan. Yo tendré ya concluida rni carrera diplomática; tú serás un pintor célebre, los dos saldremos de España á correr tierras, y entonces tendrá que venir tu hermana, y tal vez vivamos juntos, en... familia. RAFAEL ¿Yo exagero? Pues, chiquillo, no hay un alma que mire en la Exposición el cuadro que no se haga lenguas sobre lo preciosa que está la chica. RAFAEL Calla, calla... De aquí á entonces... ARTURO De aquí á entonces puede que crezca tu fama tanto, que me encuentres poco para cubado. RAFAEL Pintada -327 t Ay, qué guasa! Continuará. M