Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Córtese por esta raya. SEGU lOAD X LAS MAREAS ÑO VI. MADRID i e i l! ¡J U M O P S 1911 ÑTM. 29. I a; seflbra, ha Iando con la mu chacha: Cuidadito con los niños, Juana. Siempre que salen. con usted tengo miedo dij que les ocurra alguna cosa, í- -Descuide usted, s e ñ o r i t a Cuando salgo con ellos me acompaña un soldado. Vamos seguros. edeón explica á sú; hijo cómo V se producen las mareas del siguiente modo: LasÜjareas proceden del movimiento constante de los peces, que con sus colas promueven el oleaje. Dos veces ál día se retiran para dejarse pescar, y entonces el mar los sigue para que no se queden eii seco. Qi FRFR ES PODER p i l t r e dos madres. -r i; i á Ytu niña? Tftn hermosa. Y muy adelantaba. íiene año y medio, y ya le llámá tonto á su papá lo mismo que yo. EL SEUDÓNIMO p n ün exatócn de gramática: -4 Citeíne u s t e d un pronombre. Seudónijno. i i Seudónimo pronombre? -Si, seño porque se pone en lugar del nombre. EL ESP -JO 1 a mamá al niño enfermo: -Vamos, Juanito, hijo mío, tómate esta medicina. -No puedo, mamá. -No digas eso... Se puede siempre qxie se quiere. -Bueno, pues en ese caso, no quiero. FUGA D E VOCALES REMITIDA POR RAPAEL ESPUCHE T espués de andar buscando á Ricardito por toda la casa, se lo encuentra su papá en el cuarto de la plancha con un espejo entre las manos, en el cual se mira ¡con los ojos cerrados i- -Pero niño, ¿eátás loco? -le dice riendo. ¿Cómo quieres verte en el espejo si cierras los ojos? -I Es que quería ver la cara que pongo cuando estoy dormido! -contesta Ricardito, Y. h. c. n c. st. íl. n 1 m. r y s. Sífnbr. m. s. nt. t. r. l v. nt. 1 d. f. c. y ntr. s. s r. n. s q. d. La solución en el número próximo. SOLUCIÓN A LA CHARADA DEL NÚANTBKIOR LOS CACHORRITOS DE C H I S P A galguita monísima, canela, patas Chispa y era unaafiliado. Vivía en muy color derelaciones de amis. finas hocico buenas de tad con Zapaquilda, una gata que si no era muy bonita; al menos tenía varias cualidades buenas, siendo las más sobresalientes su extraordinaria inteligencia y la dulzura de su carácter. Chispa se despertó, coano de costumbre, muy temprano, y su ale- JAQUECA