Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IPS TOROS NOTAS TAURINAS HISTORIAS NOVELESCAS iOH! AQUELLOS TIEMPOS lU o prof e s a m o s la generalizada teoría de que los tiempos pasados fueron invaiiablemente mejores en todos los órdenes de la vida, y no va á ser una excepción el to. reo, que también está sujeto á toda Nadie que haya leído textos antiguos relacionados con cosas taurinas ignora que Juan León era una de las principales figuras de su época. Francisco Montes, que era efectivamente superior á todos y no toleraba que se colocara á nadie á mayor altura de la merecida, llegó á decir que había muy pocos que se acercaran al señor Juan y ninguno que le igualase. Cuando, ensoberbecido Montes por mente á Juan León en las plazas de Aranjuez, Sevilla y Valencia. Esto demuestra que era el apodado Leoiicillo uno de los maestros de más prestigio y que mejor sabía y podía lidiar toda clase de toros. A pesar de ser esto cierto, y no lo ponemos en duda, tuvo aquel gran torero tardes fatales, como p u e d e verse por el siguiente relato que copiamos El 19 de Octubre de 1829 se ce- ií a fiííw PF ir 1 clase de vicisitudes como las demás cosas. Lo mismo hoy que ayer y que hace tres cuartos de siglo, tuvieron las grandes figuras tardes buenas, regulares, superiores, m a l a s y pésimas. sus positivos méritos, no quiso trabajar de segundo espada con ninguno de los toreros de entonces, impuso la condición á todas las empresas de España de, que había de ser primer espada en todas las corridas en que torease, exceptuando única- lebraba en Madrid una corrida, en la que, entre otros diestros, debía estoquear Juan León los toros anunciados. Salió el quinto, y, una vez picado y banderilleado, salió el mencionado espada á matarle. Tardó bastante en