Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AHÉChÜTA t CARl VrUR 5 C CHISTES GEDEONADA var las rentas al nivel de los deseos, ó bajar los deseos al nivel de las rentas. ALFONSO KARR. I n escribano, pariente próximo de Gedeón de seguro, escribió la sieuicnte diligencia del levantamiento He un cadáver: E n uno de los bolsillos del muerto se encontró un reloj parado, que señalaba las once de la noche. UNA PREGUNTA La mujer es una flor que no exhala su perfume sino á la sombra. LAMARTINE. Deliciosa colección de composiciones que pueden presentarse como modelos de ese género tan difícil. Todos los romances son raciosos de veras, intencionados y de factura irreprochable. Matilde Rey, por Andrés González Blanco. Novela de costumbres rriadrilefias y estudiantiles, que, además de sus méritos literarios, tiene un encanto juvenil qué interesa y seduce. La vida interna, poesías, por Rafael Torróme. Corrección en la forma, nobleza en el pensar y en el decir, honda y sincera emoción... Tales son las notas de éste libro, llamado á tener un éxito duradero. El rostro es un intérprete tácito del corazón. SAN AGUSTÍN. n un examen de Medicina. -Dígame usted los nombre? de los huesos del cráneo. El alumno, después de un rato de lílencio: -Debe ser efecto de la emoción, pero no puedo citar ninguno... ¡y eso que los tengo todos en la cabeza! E La templanz y la sobriedad son los guardianes dfc: la salud. JÚT. TEN. RENGLONESCORTOS Fué inútil áue insistiera el alma mía en perseguir el ideal que amaba, el ser sufeliiíié Vjoie con fé buscaba sñiQ íué mito 4 é su íantasla. La voz- lía la razón le repetía era imposible lo qué deseaba; mas tan fija en su idea el alma estaba que no escucHó lo que la vOz- decía. Rindióse al fln S. la verdad temida, vi 6 que este mundo es mundo de miseria, donde va el alma á la materia unida. Y un ser al que su carne naáa Pida, un alma sin unión con la materia is inútil buscar én esta vida. CONCEPCIÓN S- ROSELiLO. LOS ANGELES r ecía una joven á una de sus amigas: ¡Ay... i Si los hombres fuesen ángeles... Pües todos los que me han amado, á mí lo han sido- -le interrumpió a interlocutora. ¿De veras? -Sí, porque todos volaron en seguida. s u CARA MITAD MUEBLES IGLESES C. S á n c h e z CÓlKSTRirCTOR Exposición: Ca, rrera S a n J er ó n 1 m o, Í 5, eritio; Habitaciones en Satinwood. NeuMstenia, dnemiáy debilidad general, su curación con el Hiogenol; h ptas. farms. r n individuo extraordinariamente alto se casa con un mujer extraordinariamente baja, componiendo la pareja que es de suponer. Una tarde, en paseo, se encuentran con un antiguo arnigo y condiscípulo d d marido, a quien éste le dice: -T- Te presento á mi cara mitad. -i4 Tu mitad... ¡Querrás decir tti c trtá parte? Ü BIBLIOGRAFÍA La primera república, por B. Pérez Galdós. En el nuevo tomó dé los nuevos Episodios Nacionales nos presenta el maestro aquel período agitado y pintoresco de nuestra historia contemporánea, con el encanto que él solo sabe dar á este género d e narraciones. La piara, por Joaquín Belda. Este ameno y regocijado escritor ha pintado ahora la vida política como antes pintara la teatral. Acaso esté un poco recargada la pintura, pero el trazo es firme y la observación exacta y segurísima. Telvá, por E. Gutiérrez Camero. Én su nueva obra, el celebrado autor de La olla grande se tnuestra él narrador ameno é interesáiite y él sutil psicólogo de Siempre. Hayj además, en T e a una nota de ternura muy discreta y, por lo mismo, justa, que encanta y que convence. Romances de ciego, por Alberto Casañal. Céhbn Dapnratln Ytgefal cura las violo de la Sangn, Herpit, Aen Exigir el Frasco legitimo 2i S fR- RlchcUen, París. ToíasFannacIas, ENFERMEDADES DE LA PIEL PENSAMIENTOS No se puede concebir un dolor sin sentir el dolor mismo. BARÓN DE HOLBACH. INFLUENZA ANfMIA RACHÍTIS CLOROSIS La razón es como el viento: apag a ima antorcha y aviva un incendio. HUGO FOSCOLO. VINO flROUD L a tierra no produce para los ignorantes sino malezas y abrojos. JOVELLANOS. (CAmiE- gmHA- HIEBBaf Binas poderoso Ragenaridar. 102, R u é RiclieIieu, Parisf en todas Fanntdu. Hay dos maneras de ser rico: ele-