Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que al nacer en la mata prontai la del triste cantueso, violada, 1 con expresión doliente de incor la flor, en fin, que tanto sus floi que finge que los montes derroc la flor, tan amarilla, de la verd que esplende al Sol de Junio co: ¡Muchas y muchas flores... con del oro, de la nieve, del mar, de ¡Todas, al mismo tiempo, felice i Todas enamoradas de los rayo Es de ver, á la tarde, mientra las ya murientes luces cruzan 1 sobre los montes rudos, esta flc esta flor de las breñas, esta flor- -ésta, que no ha nacido por ve flor de las rocas; hija del cielo del Sol y de la lluvia; tan bella, por ley de su lozano vivir indep cuando con luz de tonos muy fi) todo se va acusando de manera por los montes abruptos: los pie ó las flores tan leves; al dormir al despertar las sombras, al pos; Sobre tanta ladera, tiende la violeta, blanca, roja, -mantos á trémulos, grandes mantos, en le de las flores silvestres los matic Trémulos, grandes mantos, que ondulan con graciosas languidec quizá porque se sienten las flore al dormirse la brisa y al dormir i Y en los picos más altos bro ¡Allí también! Muy rojas. Muy No bien los altos picos, tan alto van soltando la capa de las últií Con que revive todo, con que to por gracia de las flores, por sus En el gozo creciente de la Vida con caprichos de virgen, ¡dandc Una y mil y mil veces alabadí tanta flor de los campos, en los por el valle profundo, por la ma por lá cumbre del monte, por la ¡Una y mil y mil veces alabado: Tú, Señor, en Tu Gloria, y á Tt ¡Y los montes y valles, tan her) otra vez rebosando, rebosando, ¡Y la Vida que vuelve con af con que vuelven ¡as flores! ¡El CAKLOS F F T Í N A N D E Z S H A W IW 1 c W-