Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JV Mr l- t. aJs J fc Rafael Gonxález (Machaquiío) y Vicente Pastor, DOS ASTROS D E L T O R E O I J a c e pocos días, en la tar de del día 12, fiesta netamente madrileña d e l a verbena de San Antonio, estuvieron los dos populares estoqueadores de toros Rafael González (Machaquifo) y Vicente Pastor en los Viveros con varios amigos, eu agradable é íntima fiesta, pocas horas antes de salir para Córdoba Rafael. No faltará quien censure estos t a n simpáticos actos que realizan fuera d e l a plaza dos populares toreros, que muchas tardes se han jugado y se tienen que jugar la vida juntos. Pocos días hace que, ál tenerse noticia de otra fiesta parecida en que estuvieron juntos los populares espadas, no ha faltado quien ha creído oportuno dirigir cuchufletas y casi razonar en el sentido de que no deben estar tan unidos los que tienen partidarios que se colocan enfrente unos de otros. Sentimos disentir de los que tal piensen, y lo sentimos por ellos, porque esos son indudablemente los que quisieran v e r un duelo á muerte cada día que torean juntos y que en la calle después se abofetearan p a r a hacer coro á sus admiradores. No, señores; eso no debe ser. Todos los que se dedican á una profesión deben establecer una hermandad. En el momento e n q u e cada uno tiene que lidiar sus toros, tiene que ejecutar l a s suertes, debe procurar hacer más que el otro. Eso es noble, eso e s humano; quien no haga eso no será nadie jamás. Pero en cuanto se arrastra el último toro, aquel puñado d e hombres que han luchado sonrientes desafiando las h o r r i b l e s muecas de la fatalidad, deben unirse en estrecho abrazo que sea nuncio de paz para el momento en q u e tengan que volver á luchar unidos. Nos parecen muy bien estas fraternales fiestas q u e celebran los d o s populares estoqueadores, que tuvieron la suerte de que en reciente tarde el público madrileño, todo, pidiera y consiguiera para ambos un honor q u e casi no se Im concedido á nadie. Vicente Pastor y Alachaqulto en los Viveros, después del banquete con que Machaco obsequió á Pastor y varios amigos. Fots, Mora,