Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El cardenal A. uirre, le -ado de S Santidad, trasladándose solemnemente desde la Is lesla de Santa Cruz á la catedral á sil entrada en A adricl, Fot. Rivero. ENTRADA D E L CARDENAL AGUIRRE EN MADRID p l primer acto público celebrado con motivo del Congreso Eucarístico, ha sido la solemne recepción del cardenal Aguirre, lega d o de Su Santidad Pió X, en el Congreso. H a revest i d o gran solemnidad la recepción del arzobispo de la Santa I g l e s i a Primada de Toledo, según se suponía desde luego La hcra señalada para que llegase el tren especial de Toledo á la estac i o n del Mediodía, era la de las cuatro y media de la tarde del viernes, y mu cho antes de esta hora era grandísima la aglomeración de gente en la Puerta de Serían pro x imamente las cuatro y c u a r t o cuando entre vivas á la España católica, á la Religión, al cardenal, y al P a p a llegó el tren. Venían en el tren con el eminentísimo purpurado, el obispo de Sión, el obispo de Nemur, el Nuncio de Su Santidad, el marqués de Comillas y el barón de H o rtega. Él primero que descendió del coche- salón fué el obispo de Sión. Cuando los que esperaban en el andén vieron al Nuncio, que He vaba el collar de Carlos III, f u é saludado con una salva de aplausos y entusiastas vivas. Atocha. El obispo de Madrid- Alcalá precediendo el palio bajo el cual iba el c- rdenal Aguirre. Fot Goñi.