Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mnueJER íiaeesfT rosas ahora; más adelante, con jazmines; luego, con crisantemos, etc. No dudo, que si la idea cunde y se multiplican las Asociaciones protectoras de lasíflores, su influencia benéfica se advertirá pronto. Es imposible que en las casas donde impere verdadera afición á las flores y se las rinda el culto que merecen, haya discordias. Los sentimientos elevados no pueden subsistir cerca de mezqumas pasiones, que son generalmente las perturbadoras, y si alguna vez, por instigación suya, se provocase un disgusto, el grupo de violetas y el ramo de rosas coloca- dos sobre la mesa, recordarían a 1 díscolo dos virtudes que todo lo pueden: humildad y caridad. P a r a los que no aprecian ni sienten el mundo de poesía que se encierra en u n a flor, la nueva moda se reduce a u n nvievo pretexto para hacer ostentación de su dinero, y en vez de gozar, con la fragancia y e 1 brillante colorido de su bonquet, sólo se preocupan con la idea d e lucir diariamente flores extraordinarias, traídas de lejanos países, cuyo coste s e a exorbitante, au n q u e carezcan de belleza y perfume. higiene. Los polvos y las cremas suelen estropearlo de tal modo que ya no tenga arreglo. Para quitar las manchas y puntos negros no basta el tratamiento exterior. Por lo general, eso. proviene del estómago, de algún pequeño trastorno que e! pa- cíente no nota más que por las manchas de la pie! Aconsejo el uso diario, durante dos ó tres meses, de la levadura de cerveza. Se compra en las boticas V se tom- i en el momento de sentarse á comer (dos veces al día una cucharadita de las de café en medía copita de agua. Es desagradable, pero pone e 1 cutis precioso. Además, conviene u s a r constantemente cold cream en vez de agua para lavarse la cara. Al pronto parece absurdo y poco limpio pero no es ni lo uno ni lo o t r o porque limpia m u c h o más que el agua y jabón. Con un paño fino sc pasa por la cara, y con una toalla se frot a suavemente hasta que desaparezca toda la grasa; luego se dan p o l v o s sencillos de arroz sin esencia. El secreto para que este tratamiento s e a útil consiste en usar siempre cold- cream fresco, por lo que aconsejo que se haga en casa, en la forma siguiente En un cach a r r e En fin; lo cierto es nuevo se echa aceite que, unos demostrande almendras dulces, do su buen gusto y 30 gramos; cera virotros por seguir la gen, 15 gramos; escorriente, han hecho perma, 15 gramos. Sc una gran obra rehapone al baño do mabilitando l a s flores ría hasta que se denaturales. rrita, y en seguida se Desde ahora, ninl e v a incorporando guna señora que preagua de rosas, sin detenda s e r elegante jar de batirlo hasta podrá estar ni un miMUEBLES JIODEKNOS que no pueda recibir nuto sin su bouquet JUibrería para despacho con adornos de bronce. Estilo alemán. más; es decir, hasta ni olvidar que sobre que la crema no absorba el agua. Entonces se echa en a mesa de su cuarto es indispensable un cacharro un tarro de porcelana ó cristal, y en cuanto se enfríe con rosas. puede usarse. Vuelvo á repetir que lo esencial es que no, se enrancie, debiendo tener especial cuidado en comprar un aceite muy fresco, y si después de hecho resulta- demasiada cantidad para consumirla en una semana, convendría reducirla lo necesario. f onvencida por la experiencia, que, aunque severa, Tendré una verdadera satisfacción si, como espero, es una buena maestra, puedo asegurar que no hay tiene éxito este tratamiento. nada tan eficaz para tener un bonito cutis como la DE TIENDAS