Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IOS TOROS NOTAS TAURINAS ÁLBUM BIOGRÁFICO FÉLIX ROBERT 1 1 n extranjero con alternativa de matador de toroi tn la plaza de Madrid, es ya cosa corriente, desde que la tierra de D. Porfirio Díaz manda anualmente uno ó dos toreros á los que les urge el doctorarse y no abandonan estas plazas hasta que llevan la credencial. Hace unos cuantos años era más raro encontrar un torero de tal categoría que no fuera español y menos podían hallarse de la vecina República, porque, al fin y al cabo, en Méjico se celebran muchas corridas de toros y no es un disparate qué salgan toreros en abundancia, ya que casi todos los ciudadanos de aquel país son descendientes de españoles y conservan íntegras las cualidades, gustos y costumbres de la raza. Cuando se presentó en España Félix Robert, resultó realmente un mirlo blanco, porque, s i no tenía otra cosa, era valiente y tenía sobrada serenidad para andar entre los toros. Al presentarse en Madrid! e faltó el valor para hacerlo con bigote y no sintió que cayera á impulso dé lá navaja barbera aquél poblado wioustache, con la agravante de que esto fué en 2 de Mayo. Una víctima más. Ponciano Díaz se atrevió á matar toros con bigote, y eso que alternaba con Frascuelo y Guerrita, que eran espadas con toa la barba. Félix Róbert es francés, pues nació en Dax (Francia) En la biografía que publicó Éí Enano en 1894, con notas enviadas por él, se dice que nació el 4 de Abril de 1863; otras dicen que el 64 y el 65. De cualquier modo, la diferencia no es grande, ya que en el día y mes todos están conformes. Hijo de una familia de posición desahogada, fué entusiasta c o n c urrente a las fiestas taurinas que se Celebraban en las poblaciones cercanas á su pueblo natal. Tanto le agradaron los peligrosos ejercicios del toreo, que á los diez 5 seis años quiso y consiguió trabajar en algunas corridas al estilo 1 andes, y rio tardó en ser un especialista en los saltos y quiebros que por allí se usan y se usaban más antes que ahora, pues que cada día hay más toros á ja española. Hombre intrépido é ilustrado, vio negocio en ser diestro empresario y mandó construir una. plaza portátil de hierro y madera con cabida para 6.000 espectadores. Con ella trabajó en varias poblaciones del Midi y ganó aplausos y dinero. Por los años B, (j y 90 vio eii Bayona corridas á la española, y al notar la diferencia entre aquello y lo que él triotas y le aplaudieron considerándole una gloria del arte. Estuvo en Sevilla en la escuela laurina de que fué director Mantiel Carmona, y aprendió algo, 1 leyáiidos u certificado de suficiencia, firniado por Gc rMtd y Cara- Ancha, que fué para él un preciado tesoi o. ¡21 año 1894 llegó á torear más de Félix Robert. sabía, se decidió á ser torero como los que vio en aquellas fiestas. Como en tierra de ciegos es el tuerto rey, se entusiasmaron sus compa- cuarenta corridas, la mayor parte de ellas en Francia, en las plazas de Argel, Oran, Vichy, Rochefortj Marsella, Nimes, etc.