Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la griega, dentro de nimbo oboide, rodeado de atributos de los Evangelistas, y en amíjos lados laterales ángeles, profetas y santos, de tosca labra y riiuy deficiente dibujo; bien se observa que el artista era indígena, del siglo XI. Conioarando la labor de estos fragmentos, casi perdidos, con los capiteles de la iglesia, de bestiarios y animales, ornamentación geométrica y plantas utilizadas, hay una gran diferencia, porque éstos acusan elegancia y mayor pericia. Traspuesto e! arco de entrada, se asciende por amplia gradería de piedra; en ella se halla la puerta de ¡a cripta, donde se guardaban las reliquias en arquillas; dos de ellas, del siglo xi- xii, aún existen, de las que he sido el descubridor y el primero que las cita en extensa nioiíografía publicada en 1906 en Nuestro Tiempo. LB. bóveda de la cripta es semiovalada y corona la serie de arcadas de los muros, muy bajas de radio, descassando sobre labrados capiteles enlazadoa por la cornisa; los, fustes son muy cortos. Sirvió de parroquia, según un documento del siglo xi. Por una escalera ixterior se comunica con la gran capilla, que tiene ingreso bellísimo en la escalera principal; es de una nave, que las hubo y sin crucero en las iglesias menores, con bóveda de medio cañón en arco de medio, punto. El crucero es de planta cuadrada, con arcos torales y pechinas ó trompas con esculturadas conchas descansando, sobre todo, la cúpula, semiesférica, de anillos concéntricos, es uno de ios mejores ejemplares de la arquitectura militar de Europa. El ábside, monumental, situado á Oriente, recuerda, por sus dos galerías de arcaolas con molduras cilindricas, orladas, sus arquivoltas con fajas de billetes que se repiten en las impostas divisoras de cuerpos y bóveda, que es de cuarto de cañón. Un retablo barroco ha substituido al primitivo, que se elevaba sobre dos gradas de piedra, aisladas del muro; queda en él la imagen, que nadie le concedió importancia por su vestimenta y repintes, y es casi contemporánea de la iglesia. Está sentada, con el iño sobre la rodilla izquierda; su labra es tosca y puede ser del siglo xii- xiii. Con estudiada y hábil restauración podrán completarse algunos Oíros depariauíwitos, entre ellos el lia- f- i -t. ír- -r. ttfv A M M t f v á a. 1 1 í i 1 4 4i I -Wti t k TT i 4 P jsr t x- mm- V i s t a del p a i s a j e qtte r o d e a el c a s t i l l o m. ado de la reina. Es muy interesante el puente voladizo que comunica con dos torres, una de ellas la del Homenaje. Si se restaura este monumento, declarado oficialmente nacional, en cuyas sesiones académicas aporté noticias y fotografías, convendrá estudiar si el ajimez con arcos de herradura y fustes gruesos y- ortos pudo estar en el frontispicio principal; creen algunos que esta clase de arcos la inventaron loa arribes; pero está demostra. do que se conocía en el arte persa y en el bizantino. ANSELMO GASCÓN D E GOTOR. C. lie las RR. cademia. s ¿ití Bella- s Artes de Sa- i Fernando (Madrid) y de San Luís, de Zaragoza. Galería de a r c a d a s del ábside interior. Fots. I,lo rca,