Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡Cualquiera se arriesga ahora á lanzar epítetos malsonantes á los lidiadores... A lo mejor cree usted que el picador de tanda es el Mostocilla Chico y resulta ser un individuo de la Comisión de presupuestos del Senado, que aprovecha las vacaciones parlamentarias para cumplir sus compromisos con las empresas. Y es que la confusión que producen estas incursiones de las altas clases sociales en la tauromaquia puede conducirnos á serios errores. Está usted en el foyer del Real, y un amigo le presenta á un joven de ademanes distinguidos, de impecable elegancia y con esa soltura natural que sólo dan los hábitos aristocráticos. Al princijjio se le supone perteneciente á la carrera diplomática, un consejero de embajada, hasta que él mismo nos dice que es el peón de lidia del Almejero. Además, los toreros no cambiarán de oficio tan fácilmente; es el suyo más lucido y lucrativo que el nuestro... Los bajonazos que nosotros damos no se cotizaron nunca á 6.000 pesetas en ninguna plaza ó mercado literario. Siguiendo este intercambio de aficiones é individuos en las clases sociales no será difícil que, andando el tiempo, leamos en los periódicos alguna noticia semejante á ésta: El valiente matador de toros Frutos Gutiérrez (a) el Mauro no pudo estoquear el último toro de la corrida de ayer por tener anunciada para la misma hora en el Ateneo su interesante conferencia La literatura slava en el siglo xviii El ilustre conferenciante, que ocupó la docta tribuna vistiendo el traje de luces, mereció grandes ovaciones del distinguido auditorio... y una oreja. ü esta otra: Poco á poco, si cunde el ejemplo que nos oirecen Gómez Branley y otros jóvenes ricos y distinguidos Los cultos habitúes á la Escuela Superior de Esque han abrazado la arriesgada profesión se irán tudios Históricos, que ayer acudieron en gran númehaciendo innovaciones en todo lo que se relacione ro á escuchar la interesante disertación Creso tuvo con la lidia; así, veremos á los diestros en pleno rueuna fortuna fabulosa; Esopo, 3 u coiúeinporánco, no do vistiendo frac rojo y calzón corto y calzando sus era más que un pobre fabulista que había de ofremanos con guantes blancos y sus pies con fino escarcer á sus oyentes el insigne historiador D. Rómulc pín... y el inevitable clak sirviendo de muleta... Cartago, encontraron defraudados sus prorósitos. El disertante tenia comprometida la tarde el Otro síntoma de esc desequilibrio iniciado, que desayer con el empresario Sr. Mosconera, y tuvo qu naturalizará y mixtificará las profesiones, está en la despachar cuatro utreros de Aleas en la plaza d malsana comezón que les ha entrado á nuestros astros Vista Alegre. taurinos de meterse en literaturas y armas al hombro... El arrojado diestro salió á volapié por toro. Fué Bombita, Gallito y Vicente Pastor hicicndo de litesacado de la plaza en hombros de los capitalistas. ratos á la derniere, no eclipsarán sin duda las glorias ¿Que esto es una exageración? de Memento y Minuto en la literatura dramática, Esperen ustedes unos años, que si la corriente amos al decir... Y es que resulta mucho menos peligrocontinúa arrastrando los mismos materiales y perseso dar mx metisaca á la sintaxis que á un Miura... vera en correr por el mismo cauce, puede ser que E te cambio de aficiones en la misma cabeza no yo les repita á ustedes las mismas palabras desde una de e amedrentarnos á los que de la pluma vivimos, andanada de sombra... con sólo meditar en que es mucho más arriesgada Precisamente el día en que tome la alternativa de la profesión de las letras que la de la lidia de reses matador de cartel cualquier miembro de una Acadebravas. Los escritores vivimos siempre empitonados mia ó ingrese en la de la Lengua el Dinamita Chico... por editores, caseros y demás exprimidores de nues ¡Vivir para ver! tro meollo. N. RODRÍGUEZ D E CELIS De nuestro Concurso. I.o m Volapíe- Kratera