Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MAS CONSTRUCCIONES O igue la serie! Hoy vatnos á construir otros dos juguetitos, de esos que tanto nos agradan por la facilidad con que se hacen, la diversión que proporcionan y lo baratos que resultan. Llamaremos a 1 pri Sv o m e r o e l movimiento continuo, puesto q u e sirve para resolver ese problema... mientras no falte el aire, como diremos luego. Se preparan dos tiras de cartón de diez centímetros de largo por dos de ancho (fig. i) y se pegan c o n cola sobre u n a tablita, á cuatro centímetros de distancia. Para q u e queden unidas también por la parte superior, se 1 e s pone otra tirita de cartón d e 1 mismo ancho, pegada en sus extremos. Se coge luego el corcho de una botella, es decir, la tercera parte de un corcho, pues con eso basta (fig. 2) y en su parre externa se hacen seis incisiones de 1- i %2. profundidad suficien t e para sostener otras tanEl movimiento continuo tas aletas de cartón, de cuatro centímetros de longitud (hg. 3) Después se pinta y se recorta un amigo como el de la figura 4, ó con otra cara diferente si ésta no nos gusta, que tenga los brazos separados del cuerpo para ponérselos en seguida de manera que tengan movimiento. Esto se consigue, como es sabido, cosiéndolos en su sitio con una puntadita larga. A este hombrecillo se le pone de pie, según está marcado en el dibujo, con un pedacito de madera, sostenido con cera blanda, entre- -180 dos trocitos de cartón como los de la figura 5. Y en seguiüa bc coloca la manivela, que se hace con una horquilla (fig. 6) en la forma señalada en la figura 7. Ha de sujetar, naturalmente, el corcho, permitiéndole la libertad del movimiento. Para que no se salga de su sitio, conviene poner á la manivela un poquito de cera blanda en lag partes indicadas. ¿Modo de funcionar el aparato... Sacándolo á que le dé e l aire. El viento moverá las alas que tiene el corcho y, p o r consecuencia, 1 a manivela y los brazos del amigo. Por eso deciamos que mientras no falte el aire tendremos resuelto el problema del movimiento continuo. Y vamos con la otra construcción. Es f á c i l de hacer, pero algo difícil de enc o n t r a r el material, puesto que se necesita un tubo y ahora escasean á causa de la luz eléctrica. Pero, en fin, si tenéis un tubo en casa y se rompe, en vez de tir a r 1 o, aprovecharle para hacer esta lente de aumento. Para ello, hay q u e igualarlo por l a parte r o t a del mejor modo posible, llenarlo de agua y taparlo con dos corchos, procurando que dentro no quede ni una sola, burbuja La lente de aumento. de agua (fig. i) Luego se toma un alambre, se dobla del modo que aparece en ta figura 2, y se meten los extremos, bien metidos, en los tapones. El mango sé hace con un pedazo de madera alisado, con el trozo de un palo de una silla ó con cualquier cosa. El aparato ya está construido y en disposición de ser usado. No hay más que ponerle encima de un escrito cualquiera, y correrlo cómo si fuera un rollo de papel secante (figura 3) Los caracteres aparecerán de un tamaño sorprendente 181-