Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CSrtese p r esta raya. i CHARAPA JREPRESENTABLE CONCLUSIÓN GUARDIA PRIMERO ABUELO Parece que dieron voces... LA voz ¡Guardias! í VN ¿Cómo no? -Vamos á aquélla acera. NIÑO SEGUNDO V (ivSi rU V l EL JILGUERO Y EL RECLAMO De pájaros u n bando al asomar- el día iban el aire blando, pipi) pipi, cruzando en dulce coftipañíai M u d a r o n el intento oyendo que u n reclamo, pi pi, pi pi, á sU acento, les respondió contento cabe u n pulido ramo. Y en giros desiguales cercándole en gran copia para llorar sus males, como la acción más propia de amigos tan leales, posándose un jilguero cayó en la liga impía, que armada la tenia u n cazador artero, que cerca lo veía. Se aleja el bando espeso viendo el caso infelice, y en tanto el triste preso, con inútil exceso luchando en vano, dice: ¡Nada, ay de mí, consigo, pues en tan iiera lucha más cada vez me enligo! ¡Triste de aquel que escucha la voz de un fqlso amigo íRAÜON D E CAMPOAMOR. GUARDIA SEGUNDO ¡Vamos! NIÑO PRIMERO ¿Qué ocurre? LA voz Detengan á esos, qué me han robado. GUARDIA PRIMERO ¡Vamos! ABUELO i A quiénes? GUARDIA SEGUNDO Sed juiciosos. No corráis, que yo no puedo seguiros. Poquito á poco se va lejos -NIÑA fís ji H Ni en la calleja ni en la calle se ve un alma, GUARDIA PRIMERO Estos chicos, abuelito, soii tan locos. NIÑO PRIMERO ¡Claro que n o! GUARDIA SEGUNDO Hija, ¡qué formal te has vuelto! NIÑO SEGUNDO Denioí; vuelta á. la. mB. nzznsi. Turíbio. GUARDIA PÉÍMERO ¡Doña... Prudencia! NIÑA hSL prima tres dos ts éstñ. CUADRO I V Ona plaza. NIÑO PRIMERO ¡Don Tonto. ABUELO ¡Haya paz! NIÑO PRIMERO i. s Abuelo, ¿qué plaza es ésta? ABUELO (Delante de ima tienda de p jafos. Ay, qué bonitos; NIÑA iPues, hijo, para nosotros los viejos, la de, Santa Ana pero del Príncipe Alfonso según el nombré moderno. NIÑA NIÑO SEGUNDO Ay, abuelo, 1 qué preciosos! ABUELO ¿Aquí es donde venden loros? Sí, mujer, y muchos pájaros y hasta conejos y monos. ABUELO Esta es una cacatúa. Fijaos en estos otros: estos pájaros se mueren en cuanto se quedan solos. Siempre han de estar varios juntos, ¿no es verdad? EL COMERCIANTE ü y si Eso en mi tiempo. Ahora existen tiendas; pero entonces, todo lo que es plaza lo ocupaban puestos de pájaros. NIÑO PRIMERO Si, señor. ABUELO Pocos loritos tienen ustedes. COMJERCIANTE silbar un mirlo. Oigo Se han vendido casi todos. ABUELO Palorhos ladrones... COMERCIANTE MI, NIÑA VW W Abuelito, llévanas á visrlos. Veo que entiende usted como tin tod 179- -Í 82-