Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
me ha de llevar... Vente conmigo, que yo. te serviré y te amaré como á una hermana... Tembló la zagala al ver el efecto que sus palabras habían hecho en él alma del peregrino; le pareció cruel decirle la verdad, arrancarle aquella ilusión y hacerle más desgraciado después de haberle hecho feliz un instante... Y como ella era huérfana y á nadie tenía que abandonar para seguir al príncipe, movida de la piedad, con él se fué... El príncipe y la zagala caminaban siempre hacia el Oriente; nadie les daba huevas del Invencible; pero el Venturoso cada vez creía con más firmeza que, al fin, lo había de hallar. De verle tan confiado, la zagala llegó á confiar también, y, compartiendo sus ilusiones, seguían peregrinando... La casualidad- -ó tal vez alguna invisible y compasiva hada- -los llevó hacia el reino de los desolados padres. Ya era inevitable que el Venturoso hallase lo que. buscaba. El h idá; Caprichosa, viendo deshecha su venganza, imaginó otra: destruyendo la confianza que el joven tenía en la zagala, acaso lograra hacerle infeliz Los padres ya habían sufrido bastante y, aun después de encontrar al hijo perdido, continuarían sufriendo si lo veían desgraciado... Reapareció de nuevb al Venturoso. -Vas á encontrar á tus padres, es verdad- -le dijo; -pero quiero que sepas que esta zagala, que te ha ayudado á llegar hasta aquí, te ha engañado: ella, que nunca oyó hablar de tus padres, burló tu confianza, mintió la primera vez que habló contigo y luego siempre há tenido ese secreto para ti... -i Mientes -clamó el príncipe. -Ella te dirá si yo te engaño- -replicó el hada. La zagala lloraba acongojada. Más que perder la vida sintiera ella perder la confianza de su príncipe... Pero éste habló: ¿Y qué me importa que me haya engañado, si me engañó por no quitarme la única ilusión de mi vida... Por su dulce mentira he llegado al reino de mis padres; sin ella, hubiera muerto peregrinando solo por piedad me engañó, y su piedad me ha hecho feliz... Huyó derrotada el hada vengativa, mientras el príncipe, con el primer beso de amor, secaba las lágrimas de la zagala... Y está consignado en los pergaminos del nigromante Aref que el rey Invencible y la reina Aurora, el príncipe y la zagala, fueron dichosos desde entonces, sin temor á los rencores del hada Caprichosa... EMILIO DE RUEDA Y MAESTRO. -170- CHIQUITÍN, PERO... CONCLUSIÓN 13. A los veinte, bien repara que no alcanza inedia vara. 14. A una jamona graciosa pidió un día por esposa. i y íi fc ím- A f l1 W 16, Pero él logró adquirir fama en unión de su madama. r i Hl 15. Por unión tan igualita le colocan una grita. iifll! 17. Y aclamado y con dinero viaja por el mundo entero. 18. Al fin... murió en Nicaragua ahogado en un vaso de agua. r- lT 6