Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IPS TOROS NOTAS TAURINAS HISTORIAS NOVELESCAS PALOS DE CASTIGO 1 1 n picador de los que no lograron Ikgar á ser primeras figuras, aunque ha picado toros muchísimos años, tíos refería hace ya un. par de lustros. varra, y se estaba verificasdo la prueba de caballos por la mañana en. los corrales de la plaza. El piquero citado, más práctico y más cuco, como perro viejo que era, que sus demás compañeros, revistó con una ojeada los jacos preparados por el contratista y acotó para él uno de buen corte, concuna relajadura y fectamente y que obedecía al más ligero movimiento de piernas, así como a la mano izquierda. -P a r a mí éste- -dijo al contratista. -Pues apártalo- -contestó el ínter- pelado. Siguió la prueba s i n incidentes, aparte las protestas esas que se cal- en el antiguo café de Madrid, un suceso que no deja de tener gracia, sin que esto quiera decir que le hiciera mucha á uno de los protagonistas. Iba á celebrarse una corrida de poca importancia en una plaza de Na- bastante viejo, pero con pelo lustroso y abundantes carnes. Su dueño lo había enajenado porque ni la relajadura ni la vejez tenían curas posibles. Montó en él, vio que marchaba per- man con un recadito cariñoso que desliza el empresario en el oído del picador protestante, y cuando terminó la operación se dispusieron todos á marchar á sus domicilios, en espeta de que llegase la hora de la corrida.