Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARRUECOS PINTORESCO. RABAT. Puerta de la niczaulta de Shellah, AA arruecos vuelve á estar de actualidad, á causa de la repetición de los sucesos q u e demuest r a n l a anarquía interior cuyo término pretende activar la civilización europea. Vuelve á estar de actualidad para los políticos y para los aficionados á las emociones fuertes. Cuantos aman i a emoción tranquila tíel arte y ven en el pasado una fuente de be lleza, no necesitan de ningún estímulo para recordar aquel Imperio y admirar sus ocultos rincones, sus sitios pintorescos, condena d o s acaso á perecer si se realiza al fin la obra civilizadora. En lo que se conoce de Marruecos por las informaciones fotográficas hechas en tiempos d e trastornos, s e ve cómo va perdiendo el sello de la raza y de su historia. Mas aún quedan, en los lugares poco conocidos, mué s t r a s bastantes de su antiguo poderío, de su espléndida civilización, del gusto inconfundible de su arte. Rabat, por ejemplo, Detalle de la mezquita de Shellah. u n a d e las ciudades más citadas en cuanto hay sucesos de Marruecos t i e n e gran importancia estratégica y, por lo tanto, mucho valor desde el punto de vista político- comercial pero para los artistas y los amantes de lo bello tiene aún más prestigio por s u historia. A ú n quedan en la ciudad, y, sobre todo, en los alrededores, las huellas de s u pasado esplendor, que hablan á los espíritus curiosos con la noble y severa e l o c u e n c i a de las ruinas. Los restos de la Universidad, famosa en su tiempo, q u e parecen contemplar con melancolía el cumplimiento d e una sentencia del Profeta; 1 a torre de Hassan, único recuerdo vivo de aquella colosal mezquita del mismo nombre, torre que nunca se vio terminada y que, según es fama, se construía bajo la dirección del mismo arquitecto árabe q u e hizo la Giralda de Sevilla; las ruinas de la mezquita d e Shellah, lo único que queda de